Clandestino

El término clandestino es una reminiscencia del periodo histórico en el que el jazz y la música negra se encontraban prohibidos (particularmente durante el III Reich). Los jóvenes y los amantes de estos estilos debían reunirse en secreto, en lugares pactados con escasa antelación, para poder disfrutar de esta música de manera clandestina.

Por ello, en la actualidad se llama baile clandestino al baile social que se organiza en calle. A veces el clandestino es itinerante (recorre distintos puntos o establecimientos de la ciudad) y a veces se celebra en un lugar estático. Son una actividad divertida y muy social, y además visibilizan y promocionan la cultura swing y sus bailes asociados.

No obstante, los bailes clandestinos deben ser dosificados, ya que adolecen de dos grandes defectos: Los suelos de la calle (habitualmente pavimento) infligen un gran desgaste articular y aumentan el riesgo de lesiones. Además, al carecer de las propiedades de un suelo correcto, estamos obligados a bailar de otra forma, deteriorando nuestra técnica y sacrificando matices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *