EstiloSwing
swing tanzen verboten
EstiloSwing > Diccionario > Biografías > Swingjugend (jóvenes del swing)

Swingjugend (jóvenes del swing)

Desde 1936 todos los niños arios debían unirse a las Hitler jugend, juventud hitlerianas, donde era instruidos en armas de fuego y formación militar, mientras que las chicas eran instruidas para ser esposas y madres. Tanto ellos como ellas debían observar las normas de vestir y los cortes de cabello tradicionales germánicos, y no usar maquillaje.

75937
Juventudes hitlerianas

Los swingjugend, jóvenes del swing, término despectivo con el que los nazis se referían a los jóvenes seguidores del swing y que estos terminarían adoptando y usando con orgullo, eran jóvenes que se rebelaron espiritualmente contra un régimen que dictaba todo, desde la manera de vestir, a las aficiones y pensamientos.

Florecieron en grandes ciudades como Hamburgo, Berlín y Frankfurt, especialmente en clases medias y altas que poseían el poder adquisitivo para asistir a fiestas y conseguir discos prohibidos.

Su gusto por el jazz el swing, su moda y su forma de bailar (considerada por los nazis como degradante y falta de valor estético) chocaron con la moral que quería imponer el régimen entre los jóvenes arios; y su antimilitarismo y posicionamiento antirracial contra la política nacionalsocialista.

swing tanzen verboten
Swingjugend

En la primera de 1941, tras dos años de guerra, el ejercito alemán parecía imparable. Para abril las fuerzas de Hitler habían invadido Polonia, Dinamarca, Noruega, y otros países hasta Francia..

La entrada de Estados Unidos en la guerra, en agosto de 1941 provocó que 300 swingjugend fueran arrestados en Hamburgo, y algunos de ellos enviados a campos de concentración, donde no todos sobrevivieron. Himmler, cabeza de las SS y la policía alemana, pidió que el maligno swing fuera “radicalmente exterminado” y sus organizadores “reeducados” condenándolos a años de palizas y trabajos forzados.

Esta gran redada haría que los Swingjugend recurrieran a bailes clandestinos de no más de 20 o 30 personas para intentar no ser descubiertos.

SJUGEND
Swingjugend

Sobre el festival de Hamburgo de 1940 los nazis escribieron:

…los bailarines daban un espectáculo desagradable. Ninguna de las parejas bailaban normalmente; había solo swing, y del peor. En ocasiones dos muchachos bailaban con una chica sola; en otras varias parejas formaban un círculo abrazándose, saltando, batiendo palmas, incluso refregándose las partes posteriores de la cabeza unos con otros… Cuando la banda tocaba una rumba, los bailarines entraban en éxtasis salvaje. Todos se juntaban alrededor y cantaban los coros en inglés. La banda tocaba números cada vez más violentos; ninguno de los músicos se encontraba ya sentado, todos se movían en el escenario compulsivamente, como animales salvajes…

Finalmente, Himmler, conminó a los responsables del aparato represor nazi a eliminar el movimiento Swingjugend arrestando a sus cabecillas e internándoles en campos de concentración. Orden que extendería posteriormente a todos los seguidores de dicho movimiento.

Alrededor de medio centenar de chicos y chicas Swingjugend de Hamburgo fueron deportados a varios campos de concentración. A su vez, los menores de 18 años fueron enviados a los denominados Jugendschutzlager (campos de reinserción para menores).

Algunos de estos chicos y chicas morirían en estos campos, pero la gran mayoría de sus seguidores lograrían sobrevivir y seguir con su pasión musical.

Sus equivalentes parisinos fueron los zazous (zazús).

Swing Kids (Rebeldes del swing en la versión española) es una película estadounidense dirigida en 1993 por Thomas Carter y protagonizada por Robert Sean Leonard y Christian Bale y cuyo término es más conocido que el de Swingjugend, que es el históricamente reconocido.

Swingjugend (jóvenes del swing) swing tanzen verboten
Inicio
  • 1936
  • Final
  • 1945
  • Volver a diccionario

    Felipe - EstiloSwing

    Bailarín y profesor fundador de EstiloSwing. Apasionado del Swing, su música y su historia. Cuando no está bailando parafrasea a Platón y a Tagore.

    Comentar