EstiloSwing
primer baile 4
EstiloSwing > Diccionario > Miscelánea > Renacimiento del Lindy Hop

Renacimiento del Lindy Hop

Tras alcanzar su pico de popularidad a mediados y finales de los años 40, el Lindy Hop comenzó a perder predicamento. Este descenso en popularidad fue propiciado por cambios en la música, las modas y los gustos. El jazz evolucionó hacia un estilo no bailable, el Bebop, y el Twist y el Rock&Roll se convirtieron en la nueva música popular.

Sin embargo, a principios de los años 80, y después en los 90, el Lindy Hop experimentó un renacimiento. Algunos de los lindy hoppers originales fueron sacados de su retiro para enseñar a la nueva generación de bailarines.

Esta nueva generación había visto el Lindy Hop en las películas antiguas, y decidieron buscar a sus protagonistas. Primero Al Minns, y más tarde Frankie Manning, fueron punto de lanza de este renacimiento. El Lindy Hop floreció por todo el mundo y multiplicó los festivales, comunidades y escuelas.

Este renacimiento fue protagonizado principalmente por aficionados que no pertenecían a la cultura afroamericana original. Los bailarines negros siguieron más interesados por el Hip Hop, el House y otras formas de baile.

Ahora bien, existen objecciones a la idea romántica de este "renacimiento" o revival, ya que muchos opinan, con razón, que en realidad el Lindy Hop nunca murió.

La historia del Lindy Hop contemporáneo se cuenta a menudo como un renacimiento, tras su muerte después de la Segunda Guerra Mundial cuando habría sido "redescubierta" por bailarines de los EE. UU., El Reino Unido y Suecia.

Esto ignora el hecho de que todavía había personas, escasas pero significativas, que seguían bailando y enseñando Lindy Hop (como Mama Lou Parks y muchos de los bailarines de Los Ángeles) antes de que Frankie Manning fuera catapultado a la fama.

  • Gracias a Sandra Cameron por la información suministrada a EstiloSwing.

Cronología del "Renacimiento del Lindy Hop"

  • 1980s - En la década de 1980, bailarines estadounidenses y europeos de California, Nueva York, Londres y Suecia (como Sylvia Sykes en los Estados Unidos y los Hot Shots de Estocolmo) intentaron "revivir" el Lindy Hop utilizando como referencia películas antiguas como Hellzapoppin' y A Day at the races.
  • 1981 - Larry Schulz, redescubrió a Al Minns en el Harvest Moon Ball organizado por Mama Lu Parks en 1981. Larry era productor de NBC NY TV. Larry era el manager de Al. Larry estaba tan impresionado con el baile de Al que dijo que debía transmitirse a las generaciones futuras. Procedió a promocionar a Al y su pareja con la historiadora de danza de la Universidad de Nueva York, Sally Sommers. Sandra Cameron y Larry Schulz del Cameron Dance Center convencen a Al Minns para que enseñe en su centro. 
  • 1984 - Lennart Westerlund y dos compañeros viajan a Nueva York en busca de Al Minns, que es invitado a Estocolmo para enseñar. Al Minns es asaltado después de su regreso de Suecia y ya no quiere bailar. Larry le preguntó si conocía a algún otro Lindy hopper de su época. Sugirió a Norma Miller. Larry Schulz y Norma Miller colaboraron e hicieron un gran espectáculo en el NYC Village Gate que produjo Larry.
  • 1985 - Al Minns fallece. Los estudiantes de Al Minns fundan la New York Swing Dance Society. Norma Miller presenta a Larry Schulz y Sandra Cameron a Frankie Manning, que se hace cargo de las clases en el Cameron Dance Center.
  • 1986 - Frankie Manning imparte clases a Erin Stevens y Steven Mitchell en Pasadena.
  • 1987 - Frankie Manning viaje a Suecia invitado por Lennart Westerlund de los Rhythm Hot Shots.
  • 1989 - Frankie Manning viaja a Herräng (Suecia), la convención más famosa de Lindy Hop, que se mantiene hasta nuestros días. Lo hará cada año desde entonces.
  • 1990s- La popularidad del neo-swing estimula el interés del público general por el Lindy Hop. Películas como Swing Kids (1993) contribuyen a la visibilidad del baile.

Felipe - EstiloSwing

Bailarín y profesor fundador de EstiloSwing. Apasionado del Swing, su música y su historia. Cuando no está bailando parafrasea a Platón y a Tagore.

Comentar