EstiloSwing
nazis swing
EstiloSwing > Diccionario > Biografías > Régimen nazi

Régimen nazi

La ascensión al poder de los nazis les hizo controlar todos los medios de expresión cultural, particularmente la radio. El régimen nazi, prohibió todas las expresiones “judío negroides del capitalismo norteamericano”.

El objetivo era acabar con el jazz y sus bailes y reemplazarlos por compositores germánicos. Obviamente, el swing y el jazz con sus raíces afroamericanas y un gran número de artistas y compositores judíos, chocaban frontalmente con el ideario del régimen nazi, y además el jazz estaba imbuido de un aura de libertad, rebeldía, desenfreno e incluso connotaciones sexuales, por lo que trataron de desprestigiarlo diciendo cosas como:

El llamado jazz debería estar desprovisto de esos ritmos propios de razas bárbaras, así como de todas esas sordinas que convierten el noble sonido de los instrumentos de viento-metal en aullidos judeomasónicos.

Por ello, en el año 1935 el ministerio de cultura nazi decidió prohibir la difusión del swing y del jazz en la radio, aunque esto no fue buena idea porque estimuló la sintonización de emisoras extranjeras, especialmente la BBC londinense, lo que hizo que pudieran escuchar la música prohibida pero también las noticias que no eran oficiales del régimen.

Desde 1936, todos los niños recibían formación militar y en armas de fuego obligatoria, mientras que las chicas por su parte eran instruidas en cómo ser mejores madres y esposas; no podían usar maquillaje y tenían que adoptar los vestidos y cortes de pelo tradicionales germánicos.

A partir del año 1938 comenzaron a denominar a la música que ellos consideraban perniciosa y decadente como “entartete musik”, que significa “música degenerada” y usaron esta proclama en una serie de exposiciones sobre la música jazz, una de las cuales fue en Múnich, y usaba este cartel en el que se ridiculizaba a los músicos de jazz negros.

entartete musik 1939
entartete musik 1939

Entonces formularon una serie de normas en un intento de germanizar y domeñar la música swing:

  1. Piezas con ritmo foxtrot (el así llamado swing) no deben exceder el 20% del repertorio de orquestas ligeras y bandas de baile.
  2. En este repertorio del así llamado jazz tienen preferencia las composiciones en clave mayor y letras que expresen la alegría de vivir en vez de las letras sombrías de los judíos.
  3. En cuanto al tempo, también se dará preferencia a composiciones enérgicas sobre las lentas (el así llamado blues); en cualquier caso, el ritmo no debe exceder cierto grado de allegro, en consonancia con el sentido ario de la disciplina y la moderación. En ningún caso serán tolerados excesos negroides en el tempo (el así llamado hot-jazz) ni en interpretaciones solistas (así llamadas breaks).
  4. Las composiciones del así llamado jazz deben contener como máximo 10% de síncopa, el resto deberá consistir en un movimiento legato natural desprovisto de los reveses rítmicos histéricos característicos de las razas bárbaras y vehículo de oscuros instintos ajenos al pueblo alemán (los así llamados riffs).
  5. Estrictamente prohibido utilizar instrumentos ajenos al espíritu alemán (los así llamados cencerro, flexatone, plumillas, etc.), así como todas las sordinas que convierten el noble sonido de los instrumentos de viento y metal en un aullido judeo-masónico (el así llamado wa-wa, hat, etc.).
  6. También están prohibidos los así llamados breaks de percusiones que duren más de la mitad de un compás en un ritmo de cuatro cuartos (excepto en marchas de estilo militar).
  7. El contrabajo debe tocarse exclusivamente con el arco en las así llamadas composiciones de jazz.
  8. Puntear las cuerdas está prohibido por dañar el instrumento e ir en detrimento de la musicalidad aria; si un efecto del así llamado pizzicato es absolutamente deseable para el talante de la composición, debe tomarse estricto cuidado para que la cuerda no golpetee en sordina, que desde ahora está prohibida.
  9. Los músicos tienen igualmente prohibido realizar improvisaciones vocales (el así llamado scat).
  10. A todas las orquestas ligeras y bandas de baile se les aconseja restringir el uso de saxofones de todos los tonos y sustituirlos por el violonchelo, la viola o posiblemente un instrumento folclórico adecuado.

A partir de 1942 Goebbels prohibió la importación de discos de vinilo desde el extranjero que, no obstante, se obtenían de extraperlo a través de Francia y suiza. Por ello en Alemania llegó a pasar suficiente material como para que los amantes del swing y el jazz pudieran disfrutar clandestinamente de su música favorita. Para 1943 se estima que había unos 3 millones de alemanes que escuchaban swing de manera clandestina.

Goebbels reaccionó creando un grupo que se llamaba “Charlie and his orchestra” que parodiaba con un fuerte acento alemán los temas swing más conocidos, insertando mensajes anti judíos, anti americanos o anti ingleses, con temas como “you’re driving me crazy” o “let’s go bombing”.

nazis swing

En este ambiente de rebeldía y subversión musical frente al régimen, existió un grupo de jóvenes a los que llamaban despectivamente “swingjugend”, jóvenes del swing, que se rebelaron espiritualmente contra un régimen que imponía y dictaba todas las normas tanto en el vestir, como en el pensar. Eran jóvenes de clase media y alta, principalmente de Hamburgo, Frankfurt y Berlín, que tenían poder adquisitivo suficiente para costearse los discos del mercado negro y las fiestas.

Pero entonces llegó la primavera de 1941 y EE.UU. intervino en la guerra. La presión provocada por este gran y poderoso enemigo hizo que el régimen alemán extremara las medidas contra todo elemento subversivo, y por ello 300 swingjugend fueron arrestados en Hamburgo. Varios de ellos fueron enviados a campos de concentración de donde jamás regresaron.

Himmler, cabeza de las SS, pidió que el swing fuera radicalmente exterminado y que sus adalides fueran reeducados condenándolos años de trabajos forzosos y palizas. Los swingjugend, los jóvenes del swing, se vieron obligados a realizar bailes clandestinos organizados con poca antelación, y siempre en lugares cambiantes, de no más de 20 o 30 personas.

Existe una película que narra un poco libremente estos acontecimientos llamada Swing kids, que en español se llamó Rebeldes del swing.

En la ocupación nazi de París existió un equivalente de los swingjugend alemanes que eran los zazous, que también tenían un modo de pensar y de vestir alternativo y que escuchaban música swing y jazz como expresión de libertad y de individualidad. En el país ocupado también había clandestinos, y Django Reinhardt cuenta:

Después de que pasara la patrulla de oficiales nazis, quitábamos las mesas y empezaba la fiesta; tan pronto como sonaba la alarma colocábamos las mesas en su sitio y todo volvía a la normalidad.

Régimen nazi nazis swing
Inicio
  • 1933
  • Final
  • 1945
  • Volver a diccionario

    Felipe - EstiloSwing

    Bailarín y profesor fundador de EstiloSwing. Apasionado del Swing, su música y su historia. Cuando no está bailando parafrasea a Platón y a Tagore.

    Comentar