Micromusicalidad

Cuando para reflejar la música con nuestro baile nos centramos en las estructuras más pequeñas de la canción (notas y escalas concretas, instrumentos, variaciones rítmicas, etc.) hablamos de micromusicalidad. Normalmente un bailarín se basa primero en la macromusicalidad, que determina la arquitectura general de la canción, el tipo de fraseo y otros momentos de acumulación y liberación de la energía musical.

Y después piensa en micromuscalidad para tratar de representar algunos detalles más exactos, como notas o ritmos concretos de la canción. Esta representación micromusical puede hacerse tanto replicando las notas o ritmos escuchados como complementándolos (por ejemplo, rellenando un break).

Para un bailarín resulta más sencillo bailar de acuerdo a la macromusicalidad que considerando la micromusicalidad, aunque normalmente se combinan los dos tipos de musicalidad.

Más al respecto:

¿Qué es el swing? (4) Estructuras musicales

¿Qué es el swing? (5) Aplicación al baile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *