EstiloSwing EstiloSwing
maldicion artista
EstiloSwing > Diccionario > Psicología > Maldición del artista

Maldición del artista

Aunque seas un bailarín avanzado, es posible que detestes contemplar tu propio baile. Y es que los bailarines con experiencia, al igual que otros artistas, nunca disfrutarán de su obra de la misma forma en que puede hacerlo el público. Es la llamada "maldición del artista".

Se parece al "síndrome del impostor" pero tiene una diferencia fundamental:

Con el síndrome del impostorEl síndrome del impostor sucede cuando no somos capaces de aceptar nuestros logros y sufrimos el miedo de ser descubiertos como un fraude. pensamos no estar suficientemente preparados, mientras que con la maldición del artista reconocemos nuestro esfuerzo, pero no disfrutamos de nuestra obra porque la conocemos demasiado bien.

Cuanto más capacitados estemos para nuestro arte, más poderoso será este sesgo cognitivo. Algunas de las razones que explican este fenómeno son las siguientes:

  1. Somos conscientes del proceso seguido, de cada paso y parte que hemos trabajado para llegar al resultado. Por ello, no percibimos la obra como un todo, sino como partes. Vemos "las costuras".
  2. Conocemos cada imperfección o pequeño error que hemos cometido, aunque pase desapercibido al público.
  3. Estamos demasiado implicados en nuestro trabajo, embebidos psicológica y emocionalmente de un modo que nos impide verlo con objetividad.
  4. Hay discrepancia entre cómo nos sentimos durante el proceso "desde dentro", y la percepción de la obra acabada "desde fuera". En un baile socialEl baile social se refiere a cuando un grupo de bailarines se reúne con el propósito de bailar entre sí y practicar de manera informal., por ejemplo, la experiencia interior es incomensurable. Al bailar podemos sentir un gran gozo, un estado especial de gracia personal cuando nos fusionamos con la pareja y la música. El problema es cuando vemos ese baile "desde fuera", que es lo único que pueden ver los otros y lo único que registra el vídeo.

Algunas formas de paliar la maldición del artista son:

  1. Aceptar las buenas críticas y elogios de los demás. Están reconociendo valor en lo que hacemos, aunque nosotros no lo veamos.
  2. Pedir opinión a expertos de nuestro arte que puedan dar un veredicto más desapegado y objetivo.
  3. Dejar que transcurra el tiempo antes de contemplar nuestra obra o vídeo de nuestro baile. Normalmente la maldición del artista será más poderosa si ha transcurrido poco tiempo entre la elaboración de la obra y su contemplación, porque nuestra mente estará saturada de todo lo que nos preocupa sobre nuestro desempeño. Olvidar en parte los procesos que hay tras la obra, nos puede ayudar a verla con la mirada fresca del público.

La maldición del artista no tiene una solución definitiva, es parte de todo camino creativo donde existen procesos que implican progreso técnico y personal.

maldicion artista

Maldición del artista

Diccionario

Felipe - EstiloSwing

Bailarín y profesor fundador de EstiloSwing. Apasionado del Swing, su música y su historia. Cuando no está bailando parafrasea a Platón y a Tagore.

Comentar