EstiloSwing
tipos de leading 1
Inicio > Blog > Teoría baile > Tipos de leading en el Lindy Hop

Tipos de leading en el Lindy Hop

Cuando bailamos socialmente, empleamos todo tipo de recursos para comunicarnos con nuestra pareja. El baile en pareja se basa en la comunicación no verbal, en la transmisión e interpretación de los distintos indicios físicos y/o visuales que permiten que la pareja funcione como un todo. Si estos principios básicos no están presentes, en realidad estaremos bailando solos.

Aunque estos principios pueden ser intuitivos o estar implícitos, analizar los distintos tipos de leading que existen en el Lindy Hop podría darte nuevas ideas para mejorar o ampliar los recursos de tu baile. En primer lugar, resulta importante subrayar que leading y following son funciones, no roles.

tipos de leading 1

Aunque partamos de la simplificación del que baile swing en pareja se fundamenta en la comunicación leader-follower, en realidad existen momentos en los que el follower realiza funciones de leading (se anticipa o toma la iniciativa) y el leader realiza funciones de following (es receptivo, reacciona o completa lo que inicia su pareja), sobre todo en el paradigma del Lindy Hop moderno o en estilos de baile donde el switchleading forma parte de las reglas básicas, como en el blues.

Un buen leader debe ser capaz de amoldarse a las necesidades o preferencias de su follower, reaccionando y adaptando su baile cuando sea preciso; de igual modo, un buen follower debe tomar la iniciativa cuando sea necesario para construir un discurso más creativo, completando el diálogo no verbal que se establece con su pareja y con la música. Más sobre la proactividad del follower

Por lo tanto, es necesario entender que ambos roles son capaces de liderar desde su propia perspectiva, manteniendo sus prerrogativas iniciales. Leading y following no se agotan en las funciones, más o menos rígidas, que tradicionalmente se asocian a los roles de baile.

Pasemos ahora a analizar los diferentes tipos de leading y las formas de comunicación que producen. Este análisis se refiere principalmente al Lindy Hop, aunque otros bailes relacionados son susceptibles también de aplicar estos conceptos.

Leading según la cantidad de información que se intercambia

De modo similar a una conversación, los bailes pueden contener mucha o poca información. Cuando existe mucha información, el interlocutor tendrá más que procesar. Cuando la información escasea, el interlocutor tendrá menos que procesar y tendrá mayor margen para generar otras ideas.

Podemos distinguir dos polos o extremos respecto a la cantidad de información que intercambiamos en el baile, aunque lo normal es que un baile contenga momentos de alta y de baja información.

alta info

Baile de alta información

En este paradigma, cada rol depende del otro miembro de la pareja para el éxito. Un follower necesita información clara para poder utilizar sus habilidades. En un baile de alta información es técnicamente posible que un leader transmita la información necesaria para cada cambio de peso que quiera que realice la follower, guiar movimientos complejos o cambios de ritmo precisos. Asumiendo que el leader pueda dar esa información, es posible para el follower comprender y ejecutar durante el baile esos movimientos.

Ventajas del baile de alta información:

Baile de baja información

Dado que se espera menos del baile como pareja, existe más espacio para que cada uno lo haga a su manera. En este paradigma, cada rol depende sobre todo de sí mismo para tener éxito. Ambos bailarines son capaces de tener “un buen baile” con cualquiera porque la responsabilidad reside en cada bailarín por separado.

Ventajas del baile de baja información:

  • Menos presión sobre leader y follower para seguir o responder a cada movimiento.
  • Más espacio para que cada rol personalice su baile.
  • Mejora de la musicalidad personal.

postura3

Leading según la forma de transmitir y recibir la información

Leading mecánico

El leading mecánico se fundamenta en transmitir y sentir físicamente los movimientos, mediante la conexión y el frame. Este leading requiere buena técnica por parte de ambos miembros de la pareja, y resulta esencial con temas rápidos en los que el tiempo de reacción es escaso, ya que el leading mecánico requiere menos tiempo de reacción que el visual.

El leading mecánico se vincula también con el baile de alta información, ya que, a cambio de una mayor velocidad y precisión para ejecutar movimientos en pareja más complicados, se limita lo que cada miembro de la pareja puede conseguir por separado mediante leadings como el visual.

Leading visual

El leading visual se basa en el baile por reconocimiento de patrones. En esta técnica no existen indicios físicos sobre los movimientos a ejecutar, no se emplean mecánicas basadas en la conexión y el frame. Es decir, no existe una transmisión física de los movimientos de baile, y por ello se vincula con el baile de baja información.

Este leading se basa en reconocer los movimientos visualmente, reaccionando a ellos en base a un conocimiento previo de lo que cabe esperar (por ejemplo, el follower puede ver que el leader se mueve sugiriendo un cambio de lugar, y completarlo con pasos libres, aunque no exista conexión o un leading claro). El leading visual suele complementar al leading mecánico, aunque cuando la conexión de la pareja es deficiente se suele delegar en la anticipación y el leading visual.

Esta técnica solo funciona por sí misma con temas lentos y cuando la pareja comparte un bagaje similar, y funciona mal cuando se pide una conexión más fuerte, se baila deprisa o se realizan movimientos inesperados.

Leading mixto +

Normalmente el baile swing en pareja combina el leading visual y el leading mecánico, aunque suele predominar uno de ellos según las preferencias y aptitudes técnicas de los miembros de la pareja, la velocidad y carácter de la música, el nivel de energía en ese momento, pasajes musicales concretos, etc.

En el leading mixto la calidad del baile depende tanto de la transmisión e interpretación física de los movimientos como de su anticipación o reconocimiento visual. Este tipo de leading es el más habitual en los bailarines sociales, ya que permite un buen equilibrio entre el baile de alta información y el baile de baja información, modulando además los distintos tipos de comunicación entre roles, como el backleading, el switchleading o el selfleading, de los que hablaremos ahora.

boogie baile swing 5

Leading según el tipo de comunicación entre roles

Leading clásico

Este es el leading tradicional que todo conocemos, y el único practicado por los bailarines clásicos. Con independencia de su sexo, cada miembro de la pareja actúa desde las funciones básicas de su rol.  El leader inicia los movimientos, sugiere o transmite los pasos a realizar, mientras que el follower recibe esas sugerencias o indicaciones que se le transmiten y las interpreta de manera creativa.

  • El leader inicia movimientos, sugiere inercias y transmite energía en distintas direcciones. Pero debe liderar de tal manera que su follower pueda expresarse y realizar sus aportaciones al baile siempre que sea posible (reservando momentos concretos, evitando llamadas constantes en el 1, respetando las variaciones y personalidad del follower, etc.) Un leader fuertemente prescriptivo que encadena un movimiento tras otro sin permitir al follower otros pasos que los básicos, no es un ejemplo de leading correcto, salvo que se trate de una coreografía o de un baile muy rápido o exista mucha diferencia técnica con su follower. Ver ¿Eres un Leader Pinball?
  • En consecuencia, el follower tampoco es simplemente “el que sigue”. Un verdadero following consiste en interpretar y reaccionar a las indicaciones y energías del leader, e intentar hacerlo de manera creativa. La follower interpreta las sensaciones y fuerzas en su cuerpo, la imagen y acciones del leader, y la música que escucha. El following consiste en saber cómo interpretar creativamente estos estímulos. Ver La follower proactiva (1)

Por todo ello, es importante remarcar que el leading clásico no consiste en que uno “lleva” y el otro “sigue”. Incluso en el metraje de los bailarines clásicos (salvo en coreografías ensayadas de alta velocidad) vemos que muchos follower construyen su propio discurso sobre los cimientos proporcionados por el leader, añadiendo su estilo y su personalidad, aunque ciertamente sin aplicar las formas alternativas de leading que siguen a continuación.

La ampliación de las posibilidades expresivas del follower tuvo auge sobre todo, si atendemos al metraje conservado, con los bailarines californianos de los años 40, muy notablemente con bailarines como Dean Collins, Jewel McGowan o Irene Thomas, y es difícil encontrar algo comparable en los bailarines de Harlem de la década anterior. El Lindy Hop de antaño, igual que ahora, evolucionaba.

musicalidad en el baile swing 1

Switch-leading o liderazgo alterno

El switch leading o leading alterno puede apreciarse en bailes como el Blues. Existe un consenso para comunicarse en el baile alternando iniciativas, de modo que cada miembro de la pareja tiene momentos para liderar sin cambiar de rol. También es posible aplicar el switch-leading al Lindy Hop y otros bailes swing. La dinámica de baile conocida como trading-eights (intercambio de ochos) popularizada por Jo Hoffberg y Kevin St. Laurent, es una aplicación de este principio al Lindy Hop.

No debe confundirse este concepto con el cambio de rol, ya que durante el liderazgo alterno cada miembro de la pareja lidera desde su propio rol. Tampoco debe ser confundido con el self leading o el back leading que veremos a continuación.

Back-leading o contraliderazgo

El contraliderazgo (back-leading) es un conjunto de técnicas destinadas a corregir o modificar, de manera temporal e intencionada, el leading iniciado por la pareja. El contraliderazgo requiere que el follower tenga habilidades para liderar. No debe ser confundido con el autoliderazgo.

Normalmente una follower contralidera con la intención de corregir o compensar al leader, o bien como recurso para sorprenderlo. Por ejemplo, al reconocer un passby, un follower puede redirigir al leader y hacerle girar. Esto requerirá que el follower se anticipe, reconozca el momento en el que leader acaba de cambiar de peso, y ejecute el movimiento dentro del ritmo musical.

suelo fenianos

Self-leading o autoliderazgo

El autoliderazgo (self-leading) sucede cuando uno o ambos miembros de la pareja bailan por su cuenta ignorando el leading-following, o bien cuando se interfiere involuntariamente con un movimiento que ya ha sido liderado. Esta interferencia no complementa al movimiento iniciado, sino que lo interrumpe afectando negativamente al flujo del baile, ya que no están presentes los principios básicos del baile en pareja. En resumen, es cuando alguien “baila a su bola”, y es normal cuando somos principiantes.

No debe confundirse el autoliderazgo con el “cambio de rol” o con el switchleading. Cuando existe consenso para comunicarse en el baile a un nivel de alternancia de iniciativas, no se trata de autoliderazgo, sino de switchleading. El selfleading tampoco debe confundirse con la proactividad o la autoexpresión, ya que en el selfleading se ignoran los principios fundamentales de la comunicación en el baile; no es un momento de improvisación, sino de falta de técnica y de una adecuada formación en el estilo de baile.

Resumen

  • Las funciones de leading no están restringidas al rol de leader. El follower puede liderar de distintas formas sin cambiar de rol.
  • Los bailes en pareja pueden ser de alta o de baja información, la comunicación leader-follower puede ser más o menos prescriptiva. El baile de alta información favorece lo que se puede conseguir como pareja; el baile de baja información privilegia la expresión individual.
  • El leading combina elementos visuales y mecánicos; el leading mecánico funciona mejor cuando el tiempo de reacción escaso o se quieren conseguir ciertos movimientos que dependen de la técnica de la pareja (por ejemplo, un swing out a 200 bpm); el leading visual carece de fuertes condicionantes físicos, por lo que privilegia la autoexpresividad y el baile por reconocimiento de patrones, funcionando mejor con temas lentos (por ejemplo, improvisación con jazz steps siguiendo un formato de llamada y respuesta).
  • Es posible que el follower ejerza funciones de leading sin cambiar de rol. Aunque esto no formaba parte del Lindy Hop clásico (lidercéntrico y muy prescriptivo), en la escena moderna se practican formas alternativas de leading como el backleading o el switchleading.
  • En un mismo baile se pueden combinar todas las formas de leading descritas y también distintas cargas de información. Esto depende de la experiencia de la pareja, la velocidad de la música, el nivel de fatiga (el cansancio tiende a producir bailes más desconectados y menos prescriptivos), las preferencias individuales, etc. Por ejemplo, bailando un mismo tema, se podría comenzar con un leading mecánico de alta información; bailar otra frase mediante un leading visual de baja información y terminar alternando liderazgos mediante técnicas de switchleading. Todo ello sin recurrir al cambio de rol.
  • Cada tipo de leading implica formas distintas de ejecución; el backleading tiene un fuerte factor mecánico (necesario para modificar a tiempo el leading ya iniciado) mientras que el switchleading puede practicarse mediante leading mecánico, visual o mixto. La siguiente tabla muestra la relación entre el tipo de leading y la forma de transmitir la información a la pareja:

Sistema de leading

Tipo de leading

Leading (liderazgo clásico)

Mecánico, visual, mixto (De alta o baja información)

Switchleading (liderazgo alterno)

Mecánico, visual, mixto (De alta o baja información)

Backleading (contraliderazgo)

Mecánico (De alta información)

Selfleading (autoliderazgo)

De baja información

¿Se te ocurren otras formas de leading? ¿Quieres contarnos tu experiencia o tus trucos para comunicarte en el baile en pareja? ¡Escríbenos tus comentarios!

Felipe - EstiloSwing

Bailarín y profesor fundador de EstiloSwing. Apasionado del Swing, su música y su historia. Cuando no está bailando parafrasea a Platón y a Tagore.

2 comentarios

  • Es un artículo con detalles dignos de los expertos con vocación; con una formación integral, abierta, completa y marca el camino a la excelencia. Porque el baile es, práctica y también entender la teoría, aquí es donde radica nuestro conocimiento lógico-técnico. Muchas gracias PROFES.

    • Correcto, aunque es cierto que los bailarines clásicos (y muchos en la actualidad) bailan intuitivamente sin necesidad de articular estos conceptos, los que enseñamos a bailar tenemos una herramienta muy poderosa en la teoría. Nunca molesta; si no es necesario explicar ciertas cosas, perfecto. Y si es necesario explicarlas, tendremos una estructura lógica para transmitir la información hasta que se asimile y vuelva al dominio de la intuición.