Rendimientos decrecientes

La ley de los rendimientos decrecientes es un principio económico que se aplica a distintos campos culturales y antropológicos, incluyendo el baile.

En términos simples significa que cuanto más progreses en tu baile más difícil será añadir mejoras nuevas. Por ejemplo, puede que para llegar a “nivel intermedio” hayas invertido 2 años. Pero llegar a avanzado supondrá 4 o más años adicionales. Cuanto mejor seas en algo, más costará añadir alguna mejora significativa. El rendimiento que obtienes del tiempo invertido respecto a la ganancia obtenida se irá reduciendo.

Es por esto que la mayoría de bailarines sociales no superan el nivel intermedio (un poco por arriba o por debajo). Llegar al nivel avanzado o élite supondrá más del triple o cuádruple de tiempo y esfuerzo que todo lo que hicieron antes.

avatar
  Suscribir  
Notificar de