Cuatro por compás

Esta es la música cuyo ritmo podemos contar claramente como 1, 2, 3, 4. Esto contrasta con el Dixieland, en el que existe una fuerte sensación 1-2, 1-2.

El ritmo cuatro por compás, o “four to the bar”, es realmente importante para los bailarines, ya que encaja con nuestros pasos y evita que nos fatiguemos con la música. El ritmo 1-2 funciona muy bien para Charleston, pero no para hacer swing outs – fuerza a que solo algunas partes del baile nos resulten cómodas como bailarines.

¡Suscríbete para recibir las novedades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *