EstiloSwing

Clases de prueba: BurgosLogroño Curso regular: On-LineBurgosLogroño

jo kevin psx 2018

Coreografía

Las coreografías son secuencias de baile, solo o en pareja, que se aprenden de memoria y se ejecutan siempre de la misma forma o con pequeñas variaciones. A veces el propósito es una posterior exhibición, o bien forma parte de una didáctica de clase.

La tradición de los bailes jazz nos ha legado un buen número de coreografías que forman parte del programa educativo del bailarín de swing. En baile solo podemos destacar coreografías de authentic jazz como el Shim Sham, el Tranky Doo o el Big Apple, pero también existen rutinas clásicas de baile en pareja como la California Routine o el Lindy Chorus.

Coreografías baile solo

Las coreografías de baile solo tienen varios beneficios:

  • Aumento del conocimiento de las raíces del baile vernacular afroamericano.
  • Aumento del vocabulario de baile del estudiante.
  • Mejora del equilibrio, la propiocepción y la calidad del movimiento individual.

Sin embargo, pueden tener una contrapartida:

  • No enseñan las mecánicas del baile en pareja, como frame, stretch, contrapeso, leading y following.
  • Un énfasis excesivo en el baile solo, sin suficiente formación en el baile en pareja, puede producir bailarines con una conexión débil.

Coreografías baile en pareja

También se pueden presentar varias objeciones a las coreografías de baile en pareja:

  • El aprendizaje de una coreografía no tiene transferencia a la comunicación leading-following del baile social, que es objetivo primario por el que la mayoría de los asistentes toman clases. Las coreografías complejas no son reproducibles en el contexto del baile social, salvo que ambas partes conozcan y hayan ensayado la misma coreografía.
  • Si no se mantiene la práctica en la memoria (algo que el bailarín promedio no hace) la coreografía termina disolviéndose en el olvido
  • A veces es un ardid que excusa a los profesores de explicar conceptos y técnicas reales, que son lo más difícil de transmitir, produciendo sin embargo la ilusión de una clase dinámica y divertida sin aprendizaje último real.

No obstante, podemos advertir algunas ventajas en esta forma didáctica siempre que no sea el modelo habitual de enseñanza:

  • Enseñar una coreografía puede ser un método de trabajo que permite condensar muchas combinaciones y movimientos en menos tiempo que lo que supondría dominar la técnica y los detalles finos del baile en pareja.
  • Se practican capacidades como la coordinación y la memoria.
  • A veces, permite evocar las raíces afroamericanas de este baile, cuando se tratan de secuencias clásicas de la era Swing.

Como puede verse, las coreografías pueden ser herramientas muy útiles si se practican de la manera apropiada y no excluyen otros tipos de aprendizaje.

Felipe - EstiloSwing

Bailarín y profesor fundador de EstiloSwing. Apasionado del Swing, su música y su historia. Cuando no está bailando parafrasea a Platón y a Tagore.

Comentar

error: Contenido protegido, escribe a info@estiloswing.es si quieres usarlo