¿Qué es el swing? (2) Pulsaciones o beats de la música swing

Debemos comenzar explicando qué son las pulsaciones o beats de la música swing. Son el componente más básico de la música. (Sigue de la parte 1)

Cuando desarrollé mi primer esquema mental sobre el baile y las pulsaciones, imaginaba una guirnalda de luces navideñas, con las pulsaciones brillando a intervalos sobre una línea de tiempo.

Las pulsaciones tienen un principio, un medio y un final. En edición de sonido esto se conoce como ADSR (la envolvente de sonido). Las siglas significan “Attack” –cuando el sonido es producido-, “Decay” –cuando el sonido baja y se desvanece- y “Release” –cuando el sonido ha terminado.

Debido a que el sonido tiene esta naturaleza, lo representamos con el bounce hacia abajo y arriba, no solamente de lado a lado. Para representar fielmente la música, un paso no puede ser solamente un paso, debe tener principio, medio y final. Bailando música lenta, esto se exagera aún más. Por eso en el Blues el pulse se vuelve tan importante.

Quedémonos con la idea de que los sonidos tienen forma y que puedes cambiar tus pasos de acuerdo a ellos. Un poco antes, durante y un poco después, y esto cambiará la sensación y el estilo de tu baile.

Cómo se dividen las pulsaciones

Sin división

Conocido también como “cuarto de nota”, es decir, la cuarta parte de un compás. Puedes contar estas pulsaciones de manera consecutiva como “1, 2, 3, 4”. Esto se conoce también como “cuatro por compás (four to the bar)”, que en concreto se refiere a que al bajista proporciona los 4 cuartos de nota del compás frente a la manera más tradicional (de la tuba) de dar 2 cuartos y descansar otros dos.

Esto produce diferentes tipos de swing. Si comparamos una banda dixieland tradicional (tuba tocando “2 por compás”) con una banda swing de Chicago (bajo tocando “4 por compás”), este segundo creará un swing más dinámico frente al primero que sonará más “lineal” (ya que estará enfatizando las pulsaciones que se esperan con acento en el 1 y el 3).

“Cuatro por compás” se emplea también para referirse a mantener un ritmo constante en la batería. Esto fue clave en la percusión de la era swing, y uno de los elementos principales que varió con el bebop. Ahora es difícil encontrar a un batería jazz que lo haga.

Por la mitad

También conocido como “octavos de nota”. Esto se contaría como “1*y*2*y*3*y*4*y”, con intervalos iguales entre cada número y cada “y”. No hay swing, es un ritmo lineal.

En tercios

Esto se contaría como “1*más*y*2*más*y*3*más*y*4*más*y”. También se llama “tresillo”.

Octavos con swing (swung-eights)

Aquí es donde se vuelve interesante y complejo, y si quieres tener swing tienes que entender esto. Cuando tocas con swing los octavos de nota, significa que tomas un tresillo y omites el sonido central. Esencialmente terminas con “1**y2**y3**y4**y” (Nota: Como forma de enfatizar el principio de la frase, a veces escucharás “1**2*y3*4 y5*6*y7*8*y”).

Este ritmo es común en Jazz Manouche y a veces se le denomina “shuffle”. Advertirás que es un ratio 2:1. La mayoría de la música swing suele tener un ratio 3:2, que tiene menos desplazamiento, pero no existen maneras precisas de notación, de suerte que es un concepto aprehendido antes que prescrito.

En cuartos

Llamado “dieciseisavos de nota”. Se cuentan como “1*y*más*e,*2*y*más*e”, etc.

Se puede subdividir más y esto sucede a veces en el Tap. En quintos o sextos, pero son casos extremos, que no valen el esfuerzo ahora mismo. Lo importante es entender que estas divisiones son constructos mentales para facilitar la comprensión.

Aplicando esto al swing, un triple step es un tresillo seguido de una nota sin dividir (1***y*2) Este es el punto de partida, pero debes remitirte siempre a lo que escuches en la música.

Una analogía es pensar que cada pulsación es una moneda de euro. Los cuartos de nota son euros sin dividir. Los octavos de nota son monedas de 50 céntimos, y los octavos con swing son dos monedas unos 50 céntimos cada una, a veces unos 60 y 40 céntimos, a veces hasta 75 y 25 céntimos cada una. Esto son aproximaciones, pero pueden arrojar algo de luz.

Unidades de dos pulsaciones

Este es el nombre que doy a cualquier conjunto de dos pulsaciones en la música. También puedes referirte a ello como “palabras” de la frase musical.

Esta organización de dos pulsaciones es la más importante de la música swing-jazz. Es la razón por la que podemos ejecutar un swing out, un pass by o switches, y comenzar el siguiente movimiento en el 7/8 sin perder la sincronía con la música.

Un conjunto de dos sonidos dentro de una estructura de dos pulsaciones. Este es el núcleo del swing, y la razón por la que todo lo que hacemos es una combinación de movimientos de dos pulsaciones, sean dos steps, un triple, kick step, etc.

Un cumplido que suele hacerse a los músicos es que logran que las notas tengan swing. En sentido estricto, esto no es posible. Para crear swing debe existir algo inamovible, y algo que pueda desplazarse. Esta cualidad se llama “desplazamiento rítmico” en lenguaje técnico.

Con una unidad de dos pulsaciones puedes hacer muchas cosas. Alrededor de la mitad de ellas te devolverán al pie con el que comenzaste, y la otra mitad lo cambiarán. Por ejemplo:

  • Step Step
  • Triple Step
  • Kick Step
  • Hold Step
  • Rock step
  • Step Kick Ball Change

En general, cualquier paso que cambie el pie que tiene el peso en dos pulsaciones (kick step, step hold, triple step) es intercambiable, y a este nivel tienes casi infinitas posibilidades. Lo mismo se aplica a pasos que no cambien el peso de pie (rock step, kick ball change, step-step, etc.)

Más sobre las variaciones de cuentas en el baile:

¿Por qué el Lindy Hop tiene patrones de 6 y 8 tiempos?

Las unidades que contienen síncopa, como un triple step o un kick ball change son satisfactorias, porque tienen swing en sí mismas. Contienen una perturbación sobre el ritmo lineal y predecible.

“I don’t dig that two-beat jive the New Orleans cats play. My boys and I have to have four heavy beats to the bar and no cheating.

Count Basie

Pulsaciones fuertes y débiles

En un sentido, podemos entender la síncopa como la magia que crea el swing. Series de pulsaciones débiles y fuertes, desplazamiento temporal y alteración de las notas fuera y dentro del pulso regular de la música. Existen algunas diferencias en lo que hace la sección rítmica frente a lo que hacen otros instrumentos, y ese es el grado de libertad.

En una canción swing alguien debe mantener la regularidad, y normalmente es la sección rítmica. Este es el fundamento del polirritmo, una cualidad de todo jazz. Todo se imbrica, pueden existir melodías en el ritmo y ritmos en la melodía (también llamado melo-ritmo), pero existe un equilibrio, una estructura subyacente de pulsos fuertes y débiles.

  • Cuenta 1 (la más fuerte)
  • Cuenta 3 (tercer más fuerte)
  • Cuenta 5 (segunda más fuerte)
  • Cuenta 7 (casi la tercera más fuerte)
  • Cuenta 2,4,6,8, pulsaciones débiles.

Un solista suele hacer honor a esto (salvo que pertenezca al contexto de improvisación jazz o al bop) y también lo hace un walking bass (cuando escuchas un bajo subiendo y bajando por las 8 cuentas). Un músico de tuba podría pensar esto en un contexto de “compás” y dar a la música una sensación de ½, Sigue habiendo swing, pero de otra forma.

En rigor, para el músico solo existen los compases. Para el bailarín solo existen las 8 cuentas. Si piensas líricamente escucharás los ochos, si piensas rítmicamente tenderás a escuchar compases o unidades de dos pulsaciones.

Siguiente:

¿Qué es el swing? (3) Cómo se produce el swing

Comentarios

avatar
  Suscribir  
Notificar