El misterioso pulso del baile swing

A todo el mundo le gusta hablar del pulso del baile swing. Es un concepto que aflora en multitud de clases de swing y blues; se pide a los estudiantes “encontrar el pulso”, “tener más pulso”, o incluso “hacer el pulso de otra manera”.

Lo que resulta frustrante es que rara vez se explica de manera apropiada, o bien obtienes diferentes respuestas de diferentes profesores.

Pulse

Pulse

Examinaremos la razón por la cual es diferente del “bounce” o de los pasos. Y lo más importante ¿en qué manera mejora tu baile?

  • Nota del T.: He optado por verter el término «pulse» como pulso. Aunque en general debemos aceptar una gran cantidad de jerga anglosajona que produce una «laguna léxica», en ocasiones como esta es posible hallar un equivalente comprensible en castellano.

¿Qué es el pulso?

Es una interpretación física del ritmo de la canción.

El pulso puede también definirse como el la manifestación corporal interna de ese ritmo.

Para comprender este mejor, escucha esta melodía swing y haz una palmada en cada pulsación principal (1, 2, 3, 4, etc.).

Tus palmadas representan el ritmo base –el latido– de la canción, y está distribuido de manera uniforme, es un ritmo invariable que subyace a toda la canción, incluso en las pausas silenciosas. (Si encuentras más de una pulsación estable, escucha de nuevo y simplifica tus palmadas para que marquen solo la pulsación más importante).

Ahora bien, mientras bailas no puedes tomar a tu pareja y dar palmadas al mismo tiempo ¿verdad? Entonces, transfiere ese ritmo base a tu cuerpo y no a tus manos, de modo que se convierta en el latido de tu baile – es decir, en el pulso.

Genial… ¿Y por qué es importante?

  • Proporciona una apariencia y calidad más auténticas a tu baile.
  • Mejora la conexión con tu pareja (tanto leader como follow).
  • Hace que los patrones complejos se ejecuten de manera más sencilla, sin perder la sincronía con la música.
  • Mejora tu musicalidad.

Pero primero, debemos saber cómo el pulso básico encaja en nuestro baile.

Explícamelo, empollón…

¿Quién no adora las gráficas? (Que todo el mundo baje las manos) Son una forma efectiva de mostrar información compleja rápidamente;

1

¿Lo ves? Serán una ayuda de valor incalculable para visualizar nuestros ritmos de baile.

Veamos el pulso

Ubiquemos el pulso (da palmas o marca el ritmo con tu pie) en esta fantástica melodía Blues de Elmore James:

Al representar ese pulso, obtenemos esto:

Pulso básico

2

La línea naranja es tu pulso, y los números grises son la cuenta de la canción. Este gráfico representa únicamente algunos segundos de la canción, pero recuerda que el pulso es un ritmo invariable y distribuido regularmente –no varía incluso si la guitarra se acelera.

¡Mira mamá, sin manos!

Con nuestras manos ocupadas realizando otras tareas durante el baile, el pulso se genera principalmente cerca del centro/núcleo de movimiento que se emplea en los bailes afro-americanos

  1. Pecho (sobre el núcleo) – tu caja torácica hundiéndose hacia tu centro; debes permitir que caiga ligeramente, con la ayuda de tu columna.
  2. Caderas (debajo del núcleo) – tus caderas aflojándose hacia abajo desde el centro. Diferentes profesores emplean diferentes términos para este estilo de pulse, tales como péndulo, bounce, ritmo corporal, etc., pero cualesquiera términos que le apliquen, la palabra clave es “aflojamiento”.

Anteriormente denominé al pulso “el latido de tu baile”. Al igual que un verdadero latido siempre está presente, puede sentirse cuando alguien te toca, pero no es el elemento más notorio de tu movimiento corporal. Comprime tu centro acompasadamente con el ritmo de la canción y ¡voilà, tienes el pulso!

El siguiente paso

Tus pies proporcionan otra oportunidad para el ritmo. Lo más simple que podemos hacer con nuestros pies es dar un paso con cada cuenta de la canción, simultáneamente con el pulso. Algo así:

Pulso básico + pasos (Cadencia de los pasos)

3

Sin embargo, esto te dotará de un movimiento increíblemente “mecánico” –es demasiado perfecto, demasiado a tiempo, y obvia el esencial espíritu afro-americano. De modo que, en cualquier swing o blues siempre deberás estiraaaaaaaar las cuentas de tus movimientos para asemejarlos a esto:

Una mejor cadencia para tu básico (cadencia desplazada)

4

Ahora cada paso es ejecutado después de tu pulso. Si añades este retardo a tu baile – ¡felicidades! Ahora te pareces más a un lindy Hopper, bailarín de Blues, etc.

Moverse con el bounce

Ah, pero existe un factor adicional que determina el aspecto de tu baile. Y es uno que se confunde a menudo con el pulso, tanto por los estudiantes como por los profesores –el bounce.

El bounce es un cambio físico, vertical, visible en tu cuerpo.

La clave aquí es la “visibilidad”; todo tu cuerpo se hunde en el suelo y recupera de nuevo la posición.

Aquí podemos observar el bounce con el mismo Blues:

Bounce básico

5

¿Te fijas en que también se encuentra desplazado en la canción? El bounce:

  1. Comienza justo antes que tu pulso.
  2. Aumenta conforme das el paso.
  3. Continua hundiéndose en el suelo incluso después de dar el paso.

Puedes verlo aquí:

Bounce + pulso + pasos (un cadencia genérica óptima)

6

Esta cadencia proporciona a tu baile una fluidez y suavidad aterciopelada, bien conectada al suelo. No es la única forma de coordinar los ritmos pero produce una magnífica sensación.

Así que, de nuevo, porque esto es un error muy extendido, el bounce no es el pulso. El bounce es tu cuerpo hundiéndose en el suelo –como es natural con cualquier movimiento (como caminar, correr, etc.) – mientras que el pulso es la compresión de tu núcleo. Aún más, encontrarás muchas situaciones en las que suprimir el bounce en tu baile, pero nunca deberías eliminar el pulso.

Aplica estoy desde hoy

La próxima vez que bailes (antes de ese primer rockstep) experimenta hallando el pulso. Mantenlo pequeño, inícialo desde tu centro, y mantenlo durante toda la canción. Cuando mantener siempre el pulso se convierta en un hábito, comprobarás que tus otros movimientos resultan más fáciles – desde girar a mantener el ritmo, la musicalidad, y otros elementos.

Juega con la cadencia de los distintos ritmos mencionados (pasos y bounce) para incrementar la sensación de un movimiento fluido y atlético.

Traducido por Estiloswing.es con permiso del autor, Jered Morin

Enlace al original

¡Suscríbete para recibir las novedades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *