Tipos de principiante del baile swing

Los principiantes son una de las partes más importantes de una comunidad de baile. Ellos son nuestro futuro. Pero, si te fijas en los principiantes de cualquier ciudad, notarás algunos patrones. Hay varios tipos de principiante del baile swing.

No todo el mundo cae perfectamente bajo un “tipo”. La mayoría tendrá facetas de varios de los siguientes tipos de principiante.

Recomendamos leer también nuestra “Guía para el principiante”.

  1. El aterrorizado

Los ves en los bailes sociales, pero apenas bailan. Incluso pueden rechazar los bailes contigo, porque tienen mucho miedo de exponerse. Si consigues sacarlos a la pista, pueden disculparse por lo “malos” que son.

Probablemente también hayan decidido tomar clases… pero están convencidos de que son los estudiantes más terribles que alguna vez han cruzado la puerta de una escuela de baile (no lo son realmente).

Consejos para principiantes aterrorizados

En la mayoría de las comunidades, las personas que han estado bailando durante un tiempo están muy felices de que una nueva persona se una al grupo. No creen que seas una mala persona porque seas un principiante. La mayoría está deseando verte progresar.

Como es un baile social, el objetivo es divertirse. La habilidad técnica es excelente, pero no se espera (ni se requiere) eso de los bailarines principiantes. Puedes aprender la técnica con el tiempo. El consejo que daría es lanzarse a bailar lo antes posible. Cuanto más esperes, más tiempo te tomará sentirte cómodo.

Estrategias para ayudar a los principiantes aterrorizados

Si ves a un principiante aterrorizado, tómate un tiempo para charlar con él. Puede ser tentador tratar de ‘enseñarles’, pero trata de evitarlo. Si te piden consejo, mantenlo lo más simple y breve posible. Ningún principiante necesita tener los básicos perfectos desde el principio; El objetivo número uno debería ser, en cambio, divertirse, de forma segura.

Mi objetivo con estos principiantes es mostrarles que pueden hacerlo. Por lo tanto, como bailarina más experimentada, ayudo de cualquier manera que puedo para facilitarles la vida. Si están estresados ​​por la velocidad de la música, bailo despacio. Si un nuevo leader se confunde de dirección, puedo ayudarlo a posicionarse. Si es una nueva follower, proporciono un frame más firme.

  1. El intrépido

En completo contraste con el Principiante aterrorizado, tenemos el Principiante intrépido. El primer día, quiere todos los giros, vueltas, aerials y cosas así. En términos generales, también suelen ser los que se pavonean, o son un poco inconscientes al respetar el espacio de baile.

Tampoco son tímidos al pedirle a la gente que baile. Se pondrán a ello sin pensarlo dos veces.

Consejos para principiantes intrépidos

Me alegro de que seas valiente, pero es importante moderar eso entendiendo que, en realidad, eres nuevo en el baile. Si bien queremos que te diviertas, también queremos que tú y tus compañeros estéis seguros.

Por lo tanto, trata de divertirte con movimientos que son un poco más “seguros”. Sé que quizás no comprendas por qué no debes hacer esos movimientos más avanzados aún (especialmente porque eres un ex gimnasta profesional), pero por favor, sigue el consejo de todos modos. Llegarás a esos movimientos con entrenamiento, pero ¿no es mejor llegar a ellos una vez que hayas tenido la oportunidad de asegurarte de que el movimiento es seguro para ti y tu pareja?

Puede ser engañosamente fácil lastimar a un compañero en el baile social. Si eres una persona valiente, probablemente seas más propenso a sobreestimar lo que tu pareja puede tolerar. A diferencia de los nuevos bailarines más reservados, necesitas alejar tus inclinaciones naturales, incluso si sabes que tú podrías ejecutar el movimiento.

Estrategias para ayudar a los principiantes intrépidos

Prefiero redirigir la energía para calmar a estos bailarines. Por ejemplo, si tengo a una follower desaforada, trato de invitarla a un baile más basado en la conexión para apaciguar su exceso de entusiasmo. Creo que la serenidad funciona bien para reiniciar y recalibrar a estos bailarines.

Si tengo a un leader pista intrépido, puedo usar más pistas verbales. “¡Eh!” Es uno que uso bastante a menudo si algo es un poco intenso. Si tengo una mano libre, también puedo usarla para establecer un punto de contacto para resistir un movimiento demasiado rápido o demasiado loco.

  1. El que viene de otro baile

Especialmente en bailes menos conocidos, estos bailarines son frecuentes. Y, naturalmente, todos sus hábitos de los otros estilos pasarán al nuevo baile.

Si estos bailarines tienen buena actitud, son principiantes fantásticos. Puedes seguirlos o dirigirlos con relativa facilidad, y realmente intentan bailar el nuevo estilo. Pero, algunos corren el riesgo de pensar que ya son “bailarines” y, por lo tanto, “ya saben”.

Consejos para principiantes que vienen de otro baile

Intenta utilizar lo que has aprendido del nuevo baile tanto como sea posible. Cuanto más rápido uses el nuevo baile, antes dejarás de reaccionar con hábitos adquiridos que no funcionan. Esto puede parecer un lastre en las primeras semanas, ya que tendrás un vocabulario algo limitado. Pero lo hará mucho más fácil unos meses después.

Obviamente, debes tomar al menos algunas clases para comprender esos fundamentos. Por favor, no seas un aprendiz de YouTube si tienes acceso a clases. No tiene nada de malo permitirse algunos bailes de fusión cuando realmente te gusta una canción o pareja. Pero, dedica algo de tiempo a explorar los fundamentos en lugar de experimentar.

También ten en cuenta que la conexión utilizada en el nuevo baile puede ser diferente de la conexión a la que estás acostumbrado. Por lo tanto, si provienes de un estilo que es más duro o pesado en su conexión, es posible que tengas que prestar especial atención para no abrumar a tu compañero. Por ejemplo, el Lindy y el West Coast Swing usan una conexión elástica que, a veces, puede parecer muy pesada en el zouk brasileño.

Estrategias para ayudar a principiantes que vienen de otro baile

Yo personalmente prefiero adaptarme a estos bailarines, incluso si están haciendo alguna fusión de estilos. Lo importante es que sea seguro.

Es realmente difícil romper hábitos cuando te has sumergido en otro baile. Trato de alejarlos sutilmente de los hábitos que han desarrollado. Puedo hacer esto disminuyendo la velocidad, resistiendo ciertas cosas o haciendo correcciones sutiles a las posiciones de ciertas partes del cuerpo (no verbalmente y dentro del flujo de la danza, por supuesto).

Por ejemplo, si estoy guiando a un follower que hace un rock step de Salsa o un anchor step de WCS en un lateral de Zouk, haré que la “línea” sea más corta. Si un leader me pide que haga algo, pero no tiene su mano en la ubicación correcta, puedo intentar (suavemente) guiar su mano a la posición correcta mientras sigo el movimiento.

Lo importante aquí es que no se debe convertir el baile en una clase, ni interferir con el flujo del mismo. Está bien no dar ninguna explicación y simplemente bailar con ellos, si no estás seguro de poder hacerlo de manera segura y sin convertir el baile social en una clase.

  1. El que quiere lecciones privadas gratis

Siempre hay alguien que se junta con bailarines avanzados o maestros con la esperanza de obtener información gratuita (o algún otro beneficio). Ten en cuenta que esto es diferente de un principiante que está tratando de descubrir cómo hacer un paso básico sin caerse. Por el contrario, este es un principiante que viene cada semana con nuevas preguntas y solicitudes de atención individual durante el baile social.

En general, estas personas son un poco como los “aprovechados” del grupo de baile. Y, casi siempre, hay alguien dispuesto a “enseñarles” de forma gratuita. El problema es que generalmente no es alguien que debería estar enseñando a esa persona.

Consejos para principiantes que quieren lecciones privadas gratis

Si eres completamente nuevo e intentas sobrevivir a tu primer contacto social, esto no se aplica a ti. Por lo general, hay personas en cada baile social que están dispuestas a bailar solo el paso básico para ayudarte a empezar. Dicho esto, si hay una clase gratuita antes del baile social, trata de acudir.

Si deseas atención personal y no eres nuevo, reserva una clase privada con un profesor de verdad. Está bien conversar y ensayar con los amigos, pero en general no es apropiado pedirle a cada bailarín avanzado o maestro que conoces que te enseñe, especialmente durante un evento social.

Entiendo que puedas tener un presupuesto ajustado. Si es tu caso, piensa en ofrecerte voluntario o en corresponder con algo. También entiendo el deseo de aprender ¡y eso es genial! Pero los bailarines avanzados probablemente invirtieron mucho tiempo y dinero aprendiendo estas cosas. Están en lo social para divertirse y relajarse, no para enseñar.

Estrategias para ayudar a principiantes que quieren lecciones gratis

Dirígelos a las clases de verdad. Explícales tus tarifas, si eres profesor. Generalmente, también explico amablemente que los bailes sociales no son un lugar de enseñanza, por lo que no es el mejor lugar para pedir ese tipo de explicaciones.

Si es alguien totalmente nuevo, las cosas son un poco diferentes. Está bien darle pautas para empezar a alguien que solo necesita dominar un básico y divertirse.

  1. El que piensa que ya sabe

Esto es diferente del Principiante intrépido, que por lo general no es crítico (o incluso consciente) cuando algo no funciona. Por el contrario, el principiante que piensa que ya sabe, culpará a todos los demás cuando las cosas vayan mal.

Consejos para principiantes que piensan que ya saben

Si eres nuevo en un baile y crees que ya sabes, probablemente te estás engañando a ti mismo. La gente entrena durante años, y aún tiene margen de mejora. Nadie entra en un baile y “lo entiende” todo en un mes o dos, o incluso en un año. O incluso en una década. Hay mucho que aprender.

Lee nuestro artículo sobre el mecanismo psicológico que explica creerse de un nivel superior.

No es vergonzoso tener más que aprender, es natural. No te convierte en un “mal” bailarín. De hecho, esa toma de conciencia te hará mejorar como bailarín mucho más rápido.

Estrategias para ayudar a los principiantes que piensan que ya saben

Soy mucho más expresiva con mis indicaciones verbales con estos bailarines (por ejemplo, digo “¡Ay!” Si algo duele). Este tipo de principiante puede ser difícil de rehabilitar. Y, a menos que seas maestro o “bailarín avanzado”, es posible que de todos modos no te escuchen.

Si solicitan retroalimentación o crítica, generalmente soy sincera con ellos. Normalmente, lo toman mal. Pero así es la vida. La esperanza es que, si continúan tomando clases, terminarán despertando y aceptando el hecho de que hay más que aprender.

  1. El que tiene altas ambiciones

Es el Día 2 y ha decidido que se convertirá en el bailarín más avanzado de la ciudad en 6 meses. Por lo general, este tipo está dedicado a las clases y el baile social. Están haciendo todo lo posible para lograr su objetivo. Es solo que el objetivo es un poco irreal.

Consejos para principiantes con altas ambiciones

Si realmente quieres llegar a la cima, vas a tener que trabajar duro y darte tiempo. Estos objetivos son geniales, siempre que te des cuenta de que debes modificar los plazos.

Es importante recordar que te propusiste ese objetivo cuando tenías menos idea de lo que cuesta aprender a bailar. Eso está bien, y es parte del crecimiento. Por lo tanto, mantén la ambición, pero acepta que tendrás que adaptarte a medida que avanzas. Lo que pensaste que podría costar 6 meses puede terminar tomando años.

Estrategias para ayudar a principiantes con altas ambiciones

A menos que los veas haciendo algo destructivo, déjalos. La ambición es genial, siempre y cuando esté acompañada de una buena actitud. También puede ser una buena idea apoyar a aquellos que se desilusionan cuando no alcanzan sus objetivos, ayudándoles a ver que sus sueños todavía son posibles; puede tomar un poco más de tiempo.

  1. Los que solo hacen baile social

Solo quiere aprender socialmente, lo que significa que probablemente nunca llegará a tener una gran técnica. Pueden ser compañeros de baile divertidos, pero probablemente frustrarán a los bailarines avanzados que sentirán la falta de evolución de estas personas.

Consejos para principiantes que solo hacen baile social

Me alegra que te guste el baile social, pero te sugiero tomar clases si quieres destacar como bailarín. Si solo buscas un momento agradable y entretenido, continúa. Pero, limítate a movimientos simples y con bajo riesgo de lesiones. Sin clases, hacer más no es mejor.

Y es posible que no estés al tanto del código de conducta en el baile social.

Además, evalúa si tienes hábitos que haga tu baile incómodo para los demás. Por ejemplo, puedes tomar una clase privada para verificar tus puntos débiles, problemas con la conexión, posturas extrañas, etc.

Estrategias para ayudar a principiantes que solo hacen baile social

Este es otro tipo del que puedes despreocuparte, siempre y cuando no lastimen a nadie. Está bien animarlos a tomar clases, pero ten en cuenta que puede no ser su objetivo. Mantén un buen talante hacia ellos. Todavía son parte de la comunidad, incluso si no son tan aplicados como tú.

Nunca se sabe. A veces cambian el chip y se convierten en buenos bailarines.

  1. El que solo toma clases

Es lo opuesto al que solo baila en social. Estos toman todas las clases, y no hacen nada de baile social. Muchos se preguntan por qué se molestan en bailar.

Normalmente, es debido a que su meta se satisface con las clases, o a que tienen miedo de hacer su debut.

Consejos para principiantes que solo toman clases

El baile social te hará progresar mucho más rápido en las clases. Tampoco es tan aterrador como probablemente crees que es. Consideraría seriamente ampliar tus horizontes. Si lo odias, siempre puedes volver a tomar solamente clases.

Estrategias para ayudar a principiantes que solo toman clases

Puede que no te los hayas encontrado. Si lo haces, aliéntalos a salir. Ese empujón puede ser la diferencia que los lleve de tomar solo clases, a ser bailarines sociales impenitentes.

Pero ten en cuenta que la gente baila por diferentes razones. Esos motivos pueden no incluir el baile social. Si esa es la situación, ten en cuenta que es posible que esa persona no tenga la misma necesidad de baile social que tú.

  1. El equilibrado

El principiante equilibrado es el que parece ser bastante promedio en todos los sentidos de la palabra. No está aprendiendo excepcionalmente rápido o lento; no está súper nervioso, pero tampoco presume; y tiene una actitud saludable.

Consejos para principiantes equilibrados

¡Sigue haciendo lo que estás haciendo! Habrá momentos en los que bailar será más difícil o más fácil, ¡pero tienes el enfoque perfecto! Sigue adelante.

Estrategias para ayudar a principiantes equilibrados

Puede ser tentador tratar de convertir a un principiante equilibrado en un adicto demasiado rápido. Se alentador, pero permite que encuentre su pasión por el baile a su propio ritmo.

  1. El natural

Este principiante parece tenerlo todo. Enséñale una vez y lo aprenderá para siempre. Esto es genial, siempre que después no sea un bailarín con el ego inflado.

Consejos para principiantes naturales

Esto es una gran ventaja. Pero, no te lo creas demasiado. Ser “talentoso” no significa que puedas ignorar todo el trabajo duro que implica ser bailarín.

Si ignoras todo ese trabajo duro, es probable que te vuelvas complaciente y desarrolles un poco de ego. Si bien tu talento puede cruzarte parte del camino, el trabajo duro es necesario para que los bailarines más experimentados te respeten por tus habilidades.

Por supuesto, si tu objetivo es ser un bailarín social promedio, no es necesario que te dejes la piel practicando. Pero no esperes convertirte en un bailarín superior solo por ser “natural”.

Estrategias para ayudar a los principiantes naturales

Para aquellos que tienen facilidad natural para reproducir los movimientos, me gusta enfatizar que eso hará que sea más fácil aprender en las clases, o que las clases privadas darán un salto de calidad a su baile. También trato de resaltar cuánto admiro a los bailarines que trabajan duro en su baile.

  1. El que le cuesta

A estos principiantes les encanta bailar, pero están luchando con la curva de aprendizaje. Caminar, mantener el ritmo, liderar / seguir… todo es muy desafiante y extraño. A menudo les resulta difícil mantener el ritmo en las clases, y observan cómo los compañeros de clase consiguen fácilmente cosas que ellos apenas pueden entender.

Consejos para principiantes que les cuesta

La mayoría de las personas que ves que no les cuesta probablemente tengan algún tipo de base previa. Puede ser otro estilo de baile, deportes de alto nivel o algo similar.

El hecho de que el baile no sea natural de inmediato no significa que no sea para ti. Cualquiera puede aprender a bailar, siempre y cuando se dé el espacio y el tiempo para aprender a tu propio ritmo. Experimenta con profesores diferentes o diferentes estilos de enseñanza hasta que encuentres algo que te dé resultados o te permita mejorar.

Otra cosa: aquellos que luchan muy duro a menudo se convierten en algunos de los mejores bailarines, porque pasan mucho tiempo trabajando los fundamentos. A veces también se convierten en los compañeros o profesores de baile más pacientes, ya que saben lo que significa tener dificultades.

Estrategias para ayudar a los principiantes que les cuesta

Es tentador ignorar o enseñar en las fiestas a los principiantes que les cuesta. Prefiero bailar social con ellos de una manera que alivie la presión de tener que hacerlo bien.

A menos que estén haciendo algo peligroso, dales espacio para disfrutar del baile. Si están constantemente preocupados por confundirse y tratar de aprender, es posible que necesiten un recordatorio de por qué están poniendo todo ese trabajo duro: El baile genera mucha diversión.

Además, ten en cuenta que algunas de estas personas tendrán que trabajar duro durante meses para comprender cosas que para otros son completamente intuitivas. Sé paciente. El hecho de que hayan estado bailando 6 meses (o un año o más) y sigan luchando con ciertos conceptos no significa que no les importe el baile.

  1. El adicto instantáneo

Aparecen una vez. Se apasionan. Ahora están en todas partes. Incluyendo cada evento. Cada social. Cada clase.

Consejos para el principiante adicto al instante

¡Estoy muy contenta de que te guste tanto! Mis únicas precauciones: asegúrate de no quemarte y no descuides el resto de tu vida. Los amigos, los impuestos, el trabajo y la familia no deberían desaparecer debido al baile.

Algunos adictos al baile terminan exhaustos y quemados en su primer año. Otros mantienen el mismo ritmo vertiginoso durante años, y nunca pierden la pasión. Sin importar en qué parte del espectro te encuentres, baja el ritmo si sientes que te estás quemando. No pasa nada por no acudir a cada evento.

Estrategias para ayudar a los principiantes adictos al instante

¡Es genial que estas personas se vean atrapadas por el swing instantáneamente! Pero recuerda que la forma en que actúes hacia ellos puede afectar su permanencia en la comunidad.

Sé que a veces el entusiasmo puede parecer excesivo a los bailarines experimentados, pero esta es una fase en su desarrollo que significa que puede llegar a convertirse en una persona de referencia en el grupo. Anímalo.

¿Qué tipo de principiante eres o eras? ¿Y qué tipos ves más a menudo? ¿Se te ocurren más tipos?

¡Haznos saber en los comentarios!

Traducido y adaptado por EstiloSwing

avatar
  Suscribir  
Notificar de