Guía para el principiante de baile swing

Si estás pensando en comenzar a bailar swing, esta guía está pensada para tí. Bailar swing es una de las experiencias más gratificantes de la vida. Quizás has visto a algunos bailarines en la calle, en un bar o en otro tipo de evento. O quizás siempre te gustó la música swing y no sabías que se podía bailar. Sea como sea ¡Quieres aprender a bailar swing!

Al principio puede resultar difícil saber por dónde empezar, y por ello te dejamos algunos consejos.

Antes de empezar las clases

Tiempo requerido

Lo primero que debes tener presente es que aprender cualquier tipo de baile requiere tiempo y dedicación. Si solamente tomas una clase semanal y nunca vas a bailar en las fiestas, olvidarás rápidamente todo lo aprendido. Lo ideal es bailar socialmente al menos una vez por semana para practicar y retener lo aprendido.

Qué estilos aprender

El swing no es un baile. El swing es un tipo de música, y tiene distintos estilos de baile. Dependiendo del tipo de música swing se puede bailar Lindy Hop, Charleston, Boogie-Woogie, Shag, Blues, Balboa… o pueden mezclarse todos. Los buenos bailarines se especializan en un estilo, pero conocen dos o tres estilos adicionales que enriquecen su repertorio y les permite desenvolverse con diferentes músicas.

Te recomendamos que escojas el estilo de acuerdo a la música que te guste. Si haces más de un estilo, podrás mezclarlos y bailar con todo el mundo. Así que si te gustan todos… ¡baila todos! Serás más versátil. Más sobre los estilos.

Clases regulares o talleres

Aunque puedes asistir a algunas clases sueltas, el verdadero baile se aprende cuando hay repetición metódica. En las clases regulares se construye sobre una base y se repiten los puntos fundamentales. Los talleres no tienen continuidad, se enseñan cosas distintas cada vez.

 Lo ideal es asistir a clases semanales en lugar de hacer talleres sueltos. La memoria y la técnica mejoran cuando hay continuidad y repetición.

Boogie Dancers Estiloswing

Dónde tomar clases

Es mejor evitar las franquicias o las academias donde hay rotación de profesores y lo único permanente es la empresa organizadora. Esto suele ocultar malas condiciones económicas para los profesores (ya que la empresa es impersonal, y su interés primario es el beneficio). Además, estas empresas pueden resolver cualquier discrepancia con los profesores simplemente buscando otros, y quedándose con los alumnos. Apuesta por profesores independientes, no por empresarios poco escrupulosos.

Escoge academias donde los profesores respondan por la calidad de sus clases y que se impliquen en actividades sociales. Es decir, profesores motivados y con pasión por lo que hacen. Encontrar un buen profesor es crucial. Alguien que tenga años de experiencia, no meses. Quieres a alguien que viva y respire el baile swing.

Por último, cerciórate de que la academia trabaja legalmente y está dada de alta en Hacienda. El intrusismo y la competencia desleal de profesores que no pagan impuestos son una de las lacras del mundo del baile. Pregunta, y solicita factura si lo necesitas; cualquier academia legal tendrá la obligación de entregártela. El coste de Seguridad Social, IVA, locales, etc., suponen un gran esfuerzo para la academias legales, por lo que no debes favorecer a los clandestinos.

Busca profesores que expliquen

Al menos en tus clases regulares, los profesores deben ofrecer explicaciones correctas y ajustadas a tu nivel. Las explicaciones no deben ser muy complicadas, pero deben dar las claves para que entiendas el movimiento. Huye de profesores que confíen en la mera imitación de movimientos o en el “ya te saldrá”. Diferentes personas tienen diferentes modelos de aprendizaje, y un buen profesor debe ser capaz de enseñar el mismo movimiento de dos o tres maneras diferentes.

Aprender los dos roles

En los últimos tiempos se ha puesto de moda enseñar los dos roles de baile simultáneamente. Infórmate si la academia en la que deseas inscribirte hace esto y si es realmente lo que deseas. La tendencia de enseñar los dos roles al mismo tiempo suele responder a intereses económicos, ya que la academia puede aceptar a todo el mundo sin preocuparse del equilibrio de parejas en clase. A veces se justifica esto como un afán “igualatario” no sexista.

No obstante, pensamos que cualquier persona con independencia de su sexo puede escoger un rol u otro, y que no debe asumirse que el hombre es el leader y la mujer el follower. Por lo tanto, enseñar inicialmente un solo rol no guarda relación con el sexismo, sino con la eficiencia pedagógica y el aprovechamiento del tiempo en clase. Es posible que si eres una persona joven y con facilidad para el aprendizaje te integres perfectamente en una escuela “ambirol”, pero en general no hemos observado que sea beneficioso para el alumno aprender un segundo rol antes completar el segundo o tercer año de clases.

Ropa y calzado

Si vas a empezar no debes preocuparte mucho por esto. Basta con lleva ropa cómoda y calzado plano y flexible, con la suela lo más lisa posible (una excepción suele hacerse en el Balboa, donde se recomienda algo de tacón ancho para followers). La mejor suela es de cuero, y puedes pedir a tu zapatero que pegue cuero a la suela de unas zapatillas planas tipo “converse”. Evita botas o calzados rígidos, sobre todo si tienen relieve en la suela.

Durante las clases

Atiende las explicaciones

Parece siemple, pero es lo más importante. No charles durante las explicaciones, no te distraigas. Si no puedes concentrarte un poco no aprovecharás la clase, aunque es normal tener días de mayor fatiga mental.

Haz las rotaciones

La mayoría de los cursos incluyen rotaciones de pareja. Es importante porque te ayudará a aprender mejor. Aprenderás de verdad a telegrafiar tu intención al cuerpo de otra persona, o a recibirla. Harás amigos y tendrás mayor motivación para continuar.

Idealmente, los profesores rotarán con los alumnos ocasionalmente y no se limitarán a dar instrucciones desde el centro. Aunque supone un desgaste extra, los buenos profesores saben que hacer sentir la ejecución correcta de los movimientos transmite una información preciosa a sus alumnos y acelera el aprendizaje.

No corrijas a nadie

Normalmente la gente que intenta corregir a su compañero de clase, es la que necesita trabajar más consigo misma. Tu trabajo en clase consiste en ocuparte de hacerlo lo mejor posible tú, no en corregir a los demás. No sabes de los procesos de aprendizaje del otro. Ante la duda, pregunta a los profesores.

Confía en tus profesores

Normalmente la gente que enseña el baile swing ha tenido que entrenar durante años para llegar a esa posición. Y un buen profesor sigue formándose, viajando a festivales y aprendiendo de los mejores, invirtiendo mucho tiempo y dinero. Durante al menos los primeros 3-4 años de aprendizaje debes tratar de absorber la información sin buscar errores o contradicciones en lo que se te dice. Confía en su palabra y procura recrear las ideas que te transmiten.

Vintage Dancers Estiloswing

Comienza un diario de baile

A largo plazo, recordar la información depende de que hagas memoria regularmente. Un diario te ayudará a registrar lo que aprendes en cada clase y reforzará tu retentiva. El simple hecho de escribir refuerza la memoria. Créeme, será una inmensa ayuda a largo plazo.

No tengas miedo de confundirte

Todo aprendizaje se hace con errores. No tengas miedo de probar cosas, y no te lo tomes personalmente si te confundes. Nadie espera que seas perfecto cuando empiezas a bailar ¿Y esa vocecita que te dice que te vayas a casa y no hagas el ridículo? Ignórala. Quédate y baila. Eso hará una enorme diferencia, las cosas buenas están un paso más allá del miedo.

Paso a paso

Si persistes en algo, irás mejorando poco a poco, y la suma de pequeñas mejoras se convertirán en un gran avance. Puede que a veces te frustres y quieras abandonar, pero créeme, si insistes lo conseguirás. Ten fe en el proceso.

El swing es una gran familia

Los bailes swing tienen un ambiente distinto a otros bailes. Somos como una gran familia, si tienes la suerte de seguir bailando vas a ver a la misma gente durante muchos años. La gente de nuestra comunidad suele ser educada y respetuosa, y tiene un interés genuino por el baile. Por ello no tengas comportamientos inapropiados o no vengas solamente con el objetivo de tener una cita.

Si llegas tarde a clase

Puede ocurrir. Lo mejor es que te quedes observando unos minutos hasta comprender lo que se está haciendo, e incorporarte poco a poco. Lo que resulta maleducado es llegar y pedir las explicaciones que te has perdido; no es justo para la gente que ha sido puntual.

Después de algunos meses

No tengas soberbia

Si continúas bailando y progresas puede que después de algunos meses creas que eres un bailarín “avanzado” y que ya no necesitas clases de tu nivel. Esta pérdida de perspectiva tiene distintas causas, y normalmente se cura aprendiendo más. Confía en la evaluación que hacen de ti tus profesores. Más sobre creerse de un nivel superior.

Comportamiento en las fiestas

Al principio basta con que intentes bailar y practicar algunos pasos. No podrás preocuparte de más factores. Pero si frecuentas los bailes sociales, lo cual te hará mejorar rápidamente, es bueno que revises la Guía para el baile social.

Toma clases de diferentes personas

Como con la dieta, necesitas variedad. Todos desarrollamos afecto por nuestros profesores, o por la conveniencia de su local. Pero cada profesor tiene su especialidad, sus valores, su “estilo”. Es bueno probar clases de otros profesores incluso si su baile difiere del de los tuyos; probar cosas distintas es lo que te hará mejorar como bailarín.

No seas purista

Existen muchas formas de entender el baile. Ninguna es correcta o incorrecta, algunas requieren más entrenamiento y algunas técnicas tienen más presente cosas como el equilibrio, la postura, la flexibilidad o la fuerza. Pero no es mejor ni peor. Lo que te divierte puede no ser lo que divierte a otros, trata de tener la mente abierta a otros enfoques, puede que en unos años los otros puntos de vista te resulten más atractivos.

Agradece a tus profesores

La gente que enseña depende de tu aprecio. Enseñar baile no genera muchos ingresos y quienes se dedican a enseñar lo hacen por amor a este arte. Diles cuando alguna explicación te ha resultado especialmente útil, o cuando te ha inspirado algo que se ha dicho o hecho. Los profesores renuncian a muchas cosas por este arte, y algunas palabras de reconocimiento nos pueden ayudar a seguir en la brecha.

Una forma de agradecer es recomendando. Trae amigos, deja críticas positivas. Así es como crece la comunidad.

Finalmente

Disfruta de ser un principiante. Disfruta de ese periodo en el que todo parece mágico. El estancamiento dura más cuanto más tiempo lleves bailando. Practica con tus compañeros, será uno de tus recuerdos favoritos. Aprender cosas por primera vez es fascinante. Disfrútalo mientras dure, toma muchos apuntes y trata de mejorar.

Bailar es uno de los pocos regalos que puedes hacerte que durarán toda la vida.

2
Comentarios

avatar
1 Hilos de comentario
1 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
El hilo de comentarios más caliente
2 Autores de comentarios
FelipeBlanca Autores de comentarios recientes
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo el más votado
Notificar
Blanca
Invitado
Blanca

Hola, me gustaria mucho empezar, ya que me encanta, podrias darme una direccion o telefono? Muchas gracias