Crítica Workshop y fiesta con Egle Regelskis y Martynas Stonys

Evento: Workshop de Egle Regelskis y Martynas Stonys y concierto de Doc Scanlon’s Cool Cat Combo

Organizador: SwingOn

Lugar y fecha: Sábado 4/2/16, C.D.M. Gran Vía y Hotel Goya (Zaragoza)

Emz

Presentación del organizador: Del 3 al 5 de febrero tendremos en Zaragoza a Egle Regelskis y Martynas Stonys, figuras del Swing a nivel internacional presentes en los mejores festivales del mundo, venidos expresamente desde Lituania a Zaragoza para este finde con Clases Lindy Hop + Jazz Steps + 2 fiestas + comida de hermanamiento con hospitalidad mañica.

Advertencia: La evaluación efectuada se realiza exclusivamente bajo el punto de vista técnico de un bailarín de swing. No se consideran criterios subjetivos, emocionales, o imponderables, como puedan ser la diversión o el estado de ánimo que se experimente individualmente. Esta serie de críticas atiende únicamente a aspectos técnicos, formales y logísticos, y no van a guardar relación necesaria con tu experiencia subjetiva del evento. Consulta aquí nuestros criterios.

La crítica corresponde únicamente al día 4 de Febrero, que incluía dos talleres de nivel 3 y la fiesta nocturna con Doc Scanlon’s.

Organización: 10

SwingOn, organización sin ánimo de lucro radicada en Zaragoza, realizó las gestiones de promoción, inscripciones y atención del correo electrónico. Los formularios y descripciones de las actividades eran precisos y descriptivos, e incluso maquetaron un pequeño dossier que incluía mapas y otras recomendaciones. La comunicación vía email fue rápida y efectiva. Todo esto elevan la calidad de gestión del evento por encima de la media, habiéndose tomado molestias que excedían lo estrictamente necesario, y no detectándose ninguna incongruencia ni falta de fidelidad a lo programado.

Localización: 8

Los talleres se celebraron en el C.D.M. Gran Vía, mientras que la fiesta tuvo lugar en la sala principal del Hotel Goya. El primer escenario gozaba de una amplia sala circular con suelo de madera, si bien la acústica resultaba algo imperfecta. No obstante, cumplía con creces la función a él destinada. El segundo escenario, el clásico y con solera Hotel Goya, dispuso su amplia sala principal con suelo de madera natural, donde no existieron problemas de espacio para bailar cómodamente. Solamente algunas columnas que impedían que el espacio fuera completamente diáfano, y los techos algo bajos, reducen un poco la calificación global de este apartado. Además, este último enclave, sito en pleno corazón de Zaragoza, permitía un rápido acceso a otros lugares de interés turístico.

eglemartynas

Música: 9

Debemos distinguir por un lado la música pinchada por los DJ, y por otro la música en directo de Doc Scanlon’s Cool Cat Combo. Si bien entendemos que la música pregrabada adolecía de cierta monotonía en los tempos (con tendencia a los tempos medios y altos) y que esto pudo dificultar a los principiantes, reflejaba una sólida elección de temas susceptible de diferentes estilos de baile swing y la expresión de una musicalidad compleja. En todo caso, no se observaron consecuencias negativas de la música sobre los principiantes ni sobre el floorcraft, al menos no fuera de lo común, por lo que la valoración general de la música del DJ es positiva y notable.

Con todo, el alma musical de la noche fueron los Doc Scanlon’s Cool Cat Combo, viejos conocidos de muchos otros festivales swing, que dividieron el concierto en dos actos separados por un descanso, y dieron la traca final llevando a los presentes a un éxtasis musical casi dionisíaco. Variedad de temas y tempos (aunque podemos reseñar, siendo muy estrictos, predominio de tempos altos y bajos), buena ejecución y carisma. Y además algunos de sus componentes son consumados bailarines que participaron en el baile social, lo cual debe destacarse.

Mención especial a la increíble exhibición de jota aragonesa por parte de Beatriz Domingo Garín. Una ejecución bella, vigorosa y sentida, que nos recuerda que en nuestra propia tierra existen danzas que son auténticos tesoros que debemos promocionar y proteger.

Suelo: 8

El suelo de las actividades fue de madera natural, que es el suelo preferible para los bailarines de swing por su óptima relación entre deslizamiento y fricción, lo cual beneficia la dinámica del baile, la salud articular y la conservación del calzado con suela de cuero. Por desgracia la calificación global se reduce un poco al referirnos al suelo de la sala de baile del Hotel Goya, que, si bien era de la madera mencionada, presentaba un tratamiento poco afortunado que reducía las cualidades que normalmente buscamos en un suelo de baile. La fricción era superior a la recomendable, y los giros y pivotes se realizaban con algo de dificultad extra. Es probable que los responsables del mantenimiento de la sala no fueran advertidos del tratamiento que debía recibir el suelo para nuestra actividad, y optaran por los productos antideslizantes estándar. Esto empaña un poco la calificación de este apartado, aunque la limpieza general de los suelos, y sus cualidades generales (madera natural, sin discontinuidades, sin charcos de humedad o bebidas derramadas, etc.) compensan con creces este defecto.

Confort: 8

Disponíamos de aseos de fácil acceso, además de vituallas simples pero agradecidas (frutas, bebidas isotónicas, agua) durante los talleres. Quizás el ambiente algo caldeado de la fiesta debido a sus techos bajos y la tendencia a la condensación, redujo levemente el confort de la experiencia. Se dispuso un bar al efecto.

Comunidad: 9

Se programó una comida de hermanamiento que contribuyó a la cohesión del grupo y al mutuo conocimiento. El menú del restaurante La Tagliatella fue a mi entender escaso y falto de proteína para el desgaste propio de un bailarín de swing, y no incluía postre, aunque siguiendo con el italiano, peccata minuta. La comunidad maña destaca por su solidez y apertura, y aunque la tendencia general en todos los eventos es formar grupo con los conocidos y priorizar el baile con los mismos, la predisposición a interactuar fue excelente. Tal vez se echó de menos una mayor proactividad de los follower a la hora de solicitar bailes a extraños, si bien esto es un rasgo general de la escena swing que esperamos se mitigue con el tiempo.

Profesores: 10

Los bailarines que impartieron los talleres fueron Egle Regelskis y Martynas Stonys, notable pareja de origen lituano que despunta desde hace algún tiempo a nivel internacional. En este apartado juzgamos únicamente su talante personal, su apertura y generosidad hacia la comunidad que visitan y su calidad como bailarines, sin entrar todavía en el contenido de los talleres o en su valor pedagógico. A este respecto, podemos decir que siempre se mostraron abiertos y amistosos, participaron en las fiestas sin rehusar bailes con los presentes, y dejaron como colofón una magnífica actuación donde pusieron de relieve su elegancia, su alto nivel de comunicación en pareja (su baile es un diálogo, no un monólogo del leader) y su musicalidad (incorporando con depurada técnica cambios de ritmo, acentos, breaks, etc., donde tienen sentido). No habiendo detectado ningún aspecto negativo en su conducta o actitud, reciben la puntuación más alta.

http://www.youtube.com/watch?v=azrirw0cg8I

Talleres: 9

Egle Regelskis y Martynas Stonys impartieron distintos talleres de Lindy Hop (3 niveles diferentes) y Jazz Steps. Únicamente valoramos en esta crítica los talleres de nivel 3 (2 talleres, impartidos en mañana y tarde, y dirigidos a bailarines con más de 3-4 años de experiencia continuada).

Con buen criterio, descartaron enseñar “figuras” o combos cerrados de movimientos, que un bailarín experimentado puede aprender o inventar por sí mismo, y desplegaron distintas propuestas para introducir matices rítmicos, acentos en lugares inesperados (síncopas), cambios en la cadencia, etc., para llevar la musicalidad al nivel más alto posible (entendiendo por musicalidad la capacidad de traducir la música en pasos y movimientos de baile).

Como acertadamente señalaron, y esto es consenso en la élite, el baile swing se compone en última instancia de bloques de 2 tiempos, y debemos concebirlo así como bailarines avanzados para abandonar los esquemas prefigurados que limitan nuestra creatividad. Cada bloque puede recibir un tratamiento diferente de acuerdo a la música y las propuestas de nuestra pareja, abandonando los esquemas de principiante como “8 tiempos” o “6 tiempos”. Junto a la parte práctica no escatimaron un desarrollo algo más filosófico sobre algunos aspectos importantes del baile, como el bouncing, señalando, por ejemplo, que el bouncing es solamente uno de los ritmos posibles dentro de un baile en el que coexisten múltiples ritmos corporales, y que como tal debe ser articulado como un instrumento más y no como una condición sine qua non.

A la hora de grabar en vídeo los resúmenes de los talleres optaron por la opción de ilustrar las técnicas impartidas mediante un baile, sin explicaciones adicionales. Sin ser la opción más desventajosa para nosotros (algunos profesores rehúsan grabar nada en absoluto aduciendo un mal uso del vídeo en redes sociales o YouTube) tampoco resulta la opción óptima para recordar y aprovechar hasta el último detalle de la enseñanza (esta opción sería un resumen rápido pero desglosado de los movimientos, con las cuentas o ritmos empleados, seguido de una demostración). A nivel puramente formal las explicaciones rara vez incluían cuentas y optaban por una comprensión intuitiva de los ritmos, algo que no siempre funciona bien para todas las personas. Debido a estos dos puntos mencionados la calificación en este apartado se resiente un poco, aunque la experiencia global, su nivel de atención y corrección individual, etc., fue sobresaliente.

Precio: 8

Con un precio de 89€ por algo más de 2h de talleres por el nivel 3 (incluyendo fiesta) y un precio de 36€ solamente por la fiesta, no podemos decir que fuera un evento económico. Ahora bien, en esta serie de críticas evaluamos sobre todo la relación calidad-precio, no si el importe fue alto o bajo. A este respecto podemos afirmar que lo que se ofrecía, la excelente atmósfera de la comunidad, y el valor de la enseñanza suministrada, igualan valor y precio. Bien aplicados y convenientemente trabajados, los principios suministrados en los talleres proporcionan claves para muchos meses de ensayo y práctica.

Conclusión

La comunidad zaragozana es excelsa en muchos aspectos, grandes anfitriones y sólidos organizadores, además de un referente consolidado para la divulgación del Swing y sus bailes. Este evento así lo confirma.

Nota final: 8,6

2 Respuestas

  1. Thank you for good words about us. Keep on swingin’

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *