Crítica GastroSwing 2017

Evento: Gastroswing 2017

Organizador: Swingvergüenza (Vitoria-Gasteiz)

Lugar y fecha: 1-4 de Junio de 2017 (Múltiples localizaciones)

Gastroswing2017

Presentación del organizador: Con la edición de 2016 finalizada, Gastroswing se consolida definitivamente como un evento absolutamente único e inimitable.  El carácter social de Gastroswing consigue que las personas participantes disfruten durante todo el agotador fin de semana, no únicamente de unos horarios de clases y conciertos. Y a partir de ahí el equipo de profesionales dan lo mejor de sí. Cuántas veces nos han comentado que un concierto de Gordon Webster siempre es impresionante, pero en Gastroswing sube muchos, muchos puntos.

Advertencia: La evaluación efectuada se realiza exclusivamente bajo el punto de vista técnico de un bailarín de swing. No se consideran criterios subjetivos, emocionales, o imponderables, como puedan ser la diversión o el estado de ánimo que se experimente individualmente. Esta serie de críticas atiende únicamente a aspectos técnicos, formales y logísticos, y no van a guardar relación necesaria con tu experiencia subjetiva del evento. Consulta aquí nuestros criterios.

Si te has divertido mucho y no te ha preocupado nada más, dale la puntuación más alta al evento y no sigas leyendo.

La crítica corresponde únicamente al “Swing pack” que incluye todas las fiestas y clases principales del programa. No habiendo asistido a la parte gastronómica del festival, no lo contemplaremos en esta crítica.

Organización: 10

Tratándose de un evento veterano con varias ediciones a sus espaldas, los mecanismos de gestión y organización de las inscripciones estaban perfectamente optimizados. Se podía monitorizar el proceso de nuestra inscripción y pagos mediante el acceso a un área web privado, de modo transparente y con comunicaciones regulares informando de todas las etapas del proceso.

La comunicación y resolución de problemas fue asimismo óptima, incluso se habilitó una comunicación fluida a través de redes sociales para facilitar el alojamiento de bailarines allende los confines de Vitoria. Los responsables de este engranaje complicado pero exacto, hicieron las veces de maestros relojeros de un evento que, a este nivel, resulta irreprochable.

Localización: 9

Los dos escenarios principales fueron el museo de arte contemporáneo “Artium”, que albergó las fiestas principales de jueves y viernes, y el Palacio de Congresos “Europa”, que dio cabida a las clases. Sin resultar escenarios que destaquen por su valor histórico o artístico, satisfacían con creces las necesidades principales de los bailarines, a saber, suelos excelentes, amplitud de espacio, y relativa proximidad entre sí y con los puntos de interés turístico de la ciudad de Vitoria.

En ambos casos se disponía de aseos fácilmente accesibles, y en el caso de las clases, la sala correspondiente a cada nivel estaba perfectamente señalizada o bien indicada por voluntarios de la plantilla de Swinvergüenza.

Música: 9

Es ya tradición que las fiestas desgranen los acordes de dos grupos estadounidenses muy queridos, Doc Scanlon Cool Cat Combo y la banda de Gordon Webster and Friends. Ambos desempeñaron al nivel acostumbrado, con un repertorio swing variado, bien ejecutado y con vocalistas solventes. Quizás pueda señalarse negativamente, aunque es más bien una característica de los grupos que ejecutan en directo que un defecto en sí, la larga duración de los temas y el alto tempo general de los mismos.

La primera característica, aunque lógica para un mayor aprovechamiento del repertorio por parte de los grupos, redunda en menos rotaciones para el baile, y en consecuencia turnos de espera más largos y cansados; en general, los bailarines sociales prefieren un número mayor de canciones más breves que un repertorio breve de canciones excesivamente largas. Esto fomenta la variedad y el número de parejas distintas con las que es posible bailar durante la noche.

La segunda característica (el alto tempo general de los temas ejecutados) dificulta la integración de los bailarines noveles, que encuentran dificultades al bailar deprisa y se abstienen de hacerlo, o bien son incapaces de observar un mínimo código de floorcraft durante su baile provocando colisiones con otros bailarines.

Con todo, la actuación de ambas bandas resultó sobresaliente, entregada, y en inusitada complicidad con la audiencia.

Cuando los grupos musicales descansaban el DJ Oh my Swing se encargó de pinchar una acertada selección de temas con indudable buen criterio y gusto, con tempos y ritmos variados, alternando temas habituales en estos eventos con otros menos conocidos. Aun careciendo de la magia de la música en vivo, el repertorio desplegado por Oh my Swing DJ estuvo mejor adaptado a las necesidades generales de un auditorio de bailarines de nivel dispar.

Suelo: 8

Los dos enclaves principales, el museo “Artium” y el Palacio de Congresos “Europa” contaban con tarima de madera sintética en perfecto estado de conservación, sin discontinuidades ni desperfectos, constituyendo una de las mejores superficies posibles para la ejecución de pasos de baile que requieren un suelo suave y deslizante. No obstante, en las fiestas nocturnas en Artium se advirtió un tratamiento poco acertado en el suelo que abolió parte de las cualidades positivas que pudo haber tenido el mismo. Una superficie de tal calidad se hubiera beneficiado de un tratamiento que potenciara sus cualidades deslizantes, sin embargo, el suelo poseía cierto agarre, lo que restaba velocidad a los giros y pivotes, y resentía la experiencia de baile.

Es posible que el suelo hubiese recibido un tratamiento con este fin, o que la condensación y la humedad del recinto una vez avanzada la fiesta contribuyeran a restarle velocidad; en todo caso era una superficie con potencial que terminó decepcionando en este sentido, ya que los bailarines con zapatos con suela de cuero no pudieron exprimir sus posibilidades. Como es sabido, un suelo “rápido” y un calzado apropiado reducen el estrés sobre rodillas, tendones y ligamentos, minimizan la fuerza de torsión en giros y pivotes, y reducen la energía necesaria para bailar. Sería necesario pactar en futuras ediciones con el personal de Artium para decidir el tipo de aplicaciones que debe recibir el suelo antes de un evento de baile swing, caso de que este escenario se repita.

Confort: 6

Palacio Europa

El lugar destinado a las clases disponía de aseos bien señalizados, y la organización dispuso abundantes botellas de agua mineral durante las mismas. Espacios amplios y bien iluminados, si tal vez acusaran de una climatización deficiente; existió una queja general sobre la alta temperatura de la sala correspondiente al nivel 4, cuyo tamaño exiguo en relación al gran número de concurrentes acentuaba este problema. Tratándose de una actividad física exigente, las condiciones de humedad y calor no resultaban confortables. Durante uno de los descansos se sirvieron brochetas de fruta, pero en número insuficiente para todos los presentes; probablemente hubiera sido mejor evitar el trabajo de montar las brochetas, pero ofrecer fruta en cantidad suficiente para todos.

Artium

El museo de arte contemporáneo de Vitoria alojó las fiestas principales de Gastroswing. Sala amplia, pero con los defectos leves de suelo ya reseñados. Aseos fácilmente accesibles y fuente de agua potable gratuita. Se dispuso un bar en la antesala de la fiesta donde se servían bebidas y tentempiés. Sobre el bar cabe decir que se repite el clásico esquilme del bailarín sediento: precios desorbitados y vasos de plástico. Y la proximidad del bar a la zona de baile (aunque teóricamente se prohibía el acceso a la pista con las bebidas) no evitó algunos derramamientos en las orillas de la pista de baile que se podían pisar si querías descansar en las sillas de esa zona.

Pero sin duda el mayor defecto del que adoleció este espacio fue, de nuevo y como en ediciones anteriores, la deficiente climatización. Conforme la fiesta progresaba el ambiente se caldeaba y la temperatura hacía romper a sudar con prontitud; muchas mudas de ropa eran necesarias para mantener la refrigeración y la higiene, y en general el ambiente recargado, cálido y húmedo resultaba poco agradable. Resultaba difícil sustraerse al agotamiento e incomodidad extras que producía bailar en estas condiciones. Esto reduce drásticamente la puntuación de este apartado.

Comunidad: 8

En general, y como es costumbre, los presentes tendían a relacionarse con conocidos, y en las fiestas se creaban sectores según provincias y escuelas. Escasa predisposición a tomar la iniciativa y salir de la “protección” del grupo, incluso por parte de escuelas de la propia ciudad. En este sentido lamentamos también la pasividad de los follower, por cuya proactividad y capacidad para solicitar bailes en igualdad de condiciones que los leader, la comunidad swing ha estado luchando. Parece que aún queda un largo camino en este sentido.

No se realizaron dentro de las fiestas actividades que fomentaran la cohesión, al margen de las Jack&Jill, a propósito de las cuales cabe destacar la celebración de la modalidad “Golden” para mayores de 50 años. En la Jack&Jill Golden los participantes contaban como pareja de lujo con los profesores asistentes al festival. Si bien estas características introducían una nota entrañable y casi cómica, por otro lado, llevaban implícita la idea de que los mayores de 50 años no pueden bailar una Jack&Jill en igualdad de condiciones que el resto, habiéndose reducido enormemente las reglas de la competición a un mero “pasárselo bien”. Aunque se entiende el espíritu bienintencionado que anima la creación de esta modalidad, a nuestro juicio oculta un sesgo según el cual los mayores de 50 años no podrían ser excelentes bailarines en plenitud de facultades. A fin de cuentas, el arte del swing no radica en las capacidades físicas, sino en la calidad de la interpretación de la música a través de los movimientos de baile y en comunicación con tu pareja, y esto requiere una sensibilidad que debe trascender la edad, el sexo y la piel (un Frankie Manning de 60 años nos barrería a todos de la pista).

Fuera del Swingpack se realizaron comidas, excursiones y otras actividades de convivencia que pudieron contribuir a la fraternización de los participantes, y más cuando la droga social por excelencia, el alcohol (que relaja el ánimo y exalta la amistad, en palabras de Platón), fluyó libremente desde las espitas de la sidrería Iturrieta.

Profesores: 9

Este era el cartel de profesores que impartieron los talleres principales del Gastroswing:

Lindy Hop:

  • Frida Segerdahl & Skye Humphries
  • Anna Yakshina & Egor Rudometkin
  • Lisa Clarke & Fabien Urillon
  • Pamela Gaizutyte & Martynas Stonys
  • Sonia Ortega & Tony Jackson

Solo dance:

  • Ksenia Parkhastskaia & Héctor Artal

En este apartado se juzga solamente el talante personal de los profesores invitados, su apertura y generosidad hacia la comunidad que visitan y su calidad como bailarines, sin entrar todavía en el contenido de los talleres o en su valor pedagógico. 

Algunos profesores participaron motu proprio en distintos bailes sociales con los presentes, destacando en este sentido Skye Humphries o Tony Jackson, que fueron observados implicándose más allá de lo estrictamente estipulado. Todos los profesores colaboraron en la Jack&Jill Golden, aunque desconocemos si era por cláusula de contrato o por voluntad absolutamente personal (la mayoría de bailarines profesionales exigen emolumentos extra por participar en el baile social con los presentes, algo entendible dado el nivel de exigencia de su trabajo). Otros profesores no fueron vistos salvo en los actos contratados, por lo cual el promedio de este apartado se reduce. Empero, en conjunto y dejando al margen su entrega personal hacia la comunidad, estuvimos ante uno de los elencos más sobresalientes por su calidad artística y técnica que haya conocido nunca un Gastroswing.

https://www.youtube.com/watch?v=ugijf5s7KCM

Presentación de profesores GastroSwing 2017

Talleres: 9

Evaluamos únicamente los talleres de nivel 4 (avanzado) que fueron a los que asistimos, como muestrario suficiente para la calificación de la calidad de la enseñanza impartida, su adecuación al nivel general de la clase, la claridad de las explicaciones, la progresión de dificultad, y el valor pedagógico de los profesores, a los que se calificará individualmente. 

Lisa Clarke & Fabien Vrillon: 10

Notable pareja que, con acierto, está frecuentando las últimas ediciones de Gastroswing. Prácticamente irreprochables, actitud desenfada y alegre, pero discurso técnico y preciso. Destilan elegancia y calidad de movimiento, alimentados por otro estilo que cultivan apasionadamente, el Blues. Además de las explicaciones técnicas claras y pormenorizadas, ayudaron individualmente a las personas que tenían dificultades, clarificando e ilustrando de manera sumamente efectiva los momentos más complicados.

https://youtu.be/fYm0tg8uoCM?list=PLbmXBSmH84oxhIpZKlpHAs9Jrhgvj3qB6

Extracto del resumen en vídeo del taller. Para preservar la propiedad intelectual de los artistas, se presenta un breve fragmento.

  • Contenido y planteamiento: Se trabajaron distintas combinaciones que iniciaban con una redirección en el aire y posterior strecht; una vez obtenida la energía del strecht se ilustraron diferentes ritmos aplicables a un swing out, que implicaban cambios en el footwork o en la cadencia del patrón habitual.
  • Aprovechamiento de la enseñanza: Inmediato, la dificultad era proporcionada al nivel promedio de la sala y la asimilación de los movimientos y los conceptos suministrados podían aplicarse inmediatamente al terminar el taller. El contenido del taller era aplicable en baile social y no postureo coreográfico.
  • Registro en vídeo: Fue la única pareja del festival junto a Pamela y Martynas, que permitió el registro en vídeo de las explicaciones y puntos clave del taller, la opción preferida por los bailarines para repasar y practicar en cada una vez que, transcurridos los días, la memoria se vuelve difusa.

Pamela Gaizutyte & Martynas Stonys: 10

Otra pareja puntera, de origen lituano, en un taller que lideró agradablemente Pamela. Destacando por su musicalidad y gracilidad, Pamela es una de las mejores bailarinas de Lindy Hop del mundo. Por su parte, Martynas no tuvo problema en quedarse en segundo plano y asistir voluntariosamente a su compañera. La naturaleza de este taller, de naturaleza conceptual y apelando a la creatividad personal, no exigía precisiones técnicas en igual medida que otros talleres, pero las explicaciones y pautas fueron claras y satisfactorias. Además, se tomaron la molestia de ayudar personalmente a los asistentes con más dificultades.

https://youtu.be/i2dAzKfh-cw?list=PLbmXBSmH84oxhIpZKlpHAs9Jrhgvj3qB6

Extracto del resumen en vídeo del taller. Para preservar la propiedad intelectual de los artistas, se presenta un breve fragmento.

  • Contenido y planteamiento: Tomando como excusa una alteración en el patrón básico de 8 tiempos que exigía un cambio en los pesos poco habitual, se ilustró la posibilidad de sustituir cualquiera de nuestros básicos de dos tiempos (rock-step, triple step, hold, ball change, etc.) por cualquier otro, en aras de la musicalidad y la expresividad personal. Se realizaron distintas sustituciones sobre la base de un passby.
  • Aprovechamiento de la enseñanza: Inmediato y diferido. Los conceptos ilustrados abrían las puertas de un mundo de posibilidades infinitas, algunas variaciones se podían aplicar inmediatamente, pero extraer toda la enjundia de la enseñanza requeriría una práctica regular y consciente durante meses o años (lo cual juzgamos positivo).
  • Registro en vídeo: Se permitió el registro en vídeo de una demostración explicando los conceptos descritos, lo que se prefiere a una simple demostración con música.

Sonia Ortega & Tony Jackson: 8,5

Una pareja ad hoc para la ocasión, pero no por ello menos destacable en esta pléyade de artistas. Sonia, asistente habitual de otros profesores del Gastroswing, pero con una rutilante carrera propia, lideró las explicaciones de este taller. Tony Jackson, pareja habitual de Sharon Davis, ilustró junto a ella el taller, componiendo un efectivo tándem.

https://youtu.be/gpLvheWX1sI?list=PLbmXBSmH84oxhIpZKlpHAs9Jrhgvj3qB6

Extracto del resumen en vídeo del taller. Para preservar la propiedad intelectual de los artistas, se presenta un breve fragmento.

  • Contenido y planteamiento: Se ilustraron diferentes cambios de ritmo en un patrón de 8 tiempos, que implicaba un uso exhaustivo del rock&go, modificando posteriormente el footwork a pivotes y kicks con el ritmo clásico (quick-quick, slow-slow, quick-quick), y finalmente incorporando un barrel roll. Quizás faltó un nivel de explicación mayor, ya que, a tenor de las opiniones recogidas, no terminaron de clarificarse algunos momentos técnicos que eran vitales para que la combinación no deviniera mera coreografía.
  • Aprovechamiento de la enseñanza: Inmediato y diferido; la diferencia de nivel entre los presentes marcó la diferencia entre los que pudieron suplir la falta de explicaciones detalladas, y los que tendrán que estudiar todos los entresijos en su tiempo libre.
  • Registro en vídeo: Únicamente se registró en vídeo una demostración con música, sin explicaciones técnicas adicionales.

Frida Segerdahl & Skye Humphries: 9

Referencia mundial y cabeza de cartel, Frida y Skye son habituales en las últimas ediciones de GastroSwing. Respetados y queridos por toda la comunidad, su estilo clásico pero refinado y lleno de matices son fuente inagotable de inspiración. El enfoque de la clase fue colectivo y se suministraban consejos conforme se observaban deficiencias, no se corrigió a nivel individual.

https://youtu.be/ObToL8r99Ao?list=PLbmXBSmH84oxhIpZKlpHAs9Jrhgvj3qB6

Extracto del resumen en vídeo del taller. Para preservar la propiedad intelectual de los artistas, se presenta un breve fragmento.

  • Contenido y planteamiento: Como es costumbre, se trabajó sobre una secuencia que implicaba distintos básicos y a la que se añadían momentos más técnicos conforme lo permitía el progreso de la clase. Este esquema fue la excusa para hablar de musicalidad y el timing correcto en el baile. Como es marca de la casa, se buscaba quintaesenciar el baile convirtiendo lo simple en excelente. Este taller perseguía la calidad de movimientos y la correspondencia correcta entre los pasos y la música, en suma, lo que distingue a Frida y Skye del resto, virtuosismo sin alharacas.
  • Aprovechamiento de la enseñanza: Inmediato y diferido. Las ideas transmitidas requieren una práctica continúa y regular, aunque pueden aplicarse desde el primer día.
  • Registro en vídeo: Se registró en vídeo una demostración de la secuencia trabajada en el taller, sin explicaciones verbales de los conceptos trabajados.

Anna Yakshina & Egor Rudometkin: 9

Pareja de origen ruso, aún desconocidos en nuestro entorno y nueva apuesta de este Gastroswing. Trasladar el temperamento didáctico eslavo a España no debía resultar fácil, pero lograron aproximarse a nuestra idiosincrasia ofreciendo un taller didáctico y no exento de humor. Bailarines de referencia en Moscú, no omitieron correcciones a nivel individual, desgranando un buen número de conceptos eminentemente prácticos.

https://youtu.be/zcbUX6HmXuo?list=PLbmXBSmH84oxhIpZKlpHAs9Jrhgvj3qB6

Extracto del resumen en vídeo del taller. Para preservar la propiedad intelectual de los artistas, se presenta un breve fragmento.

  • Contenido y planteamiento: Se practicaron conceptos de “small Lindy”, a saber, técnica de conexión en posición cerrada, niveles de contracción y relajación muscular, transmisión de información entre leader y follower de manera eficiente, etc. Junto a eso se propusieron algunos pasos con los que practicar la correspondencia del leading con la música, incluyendo slides, rocks, small steps y otros.
  • Aprovechamiento de la enseñanza: Inmediato y diferido. De modo similar a otros talleres de esta edición, el taller proponía abandonar la zona de confort de los patrones predefinidos y reflejar con nuestros pasos la música. Todo ello sin perder la conexión con nuestra pareja, empleando únicamente uno de nuestros brazos. De nuevo, este taller desgrana ideas que convenientemente trabajadas suponen muchos meses de progreso, y que tienen aplicación inmediata al baile social.
  • Registro en vídeo: Solamente registro fílmico de una demostración con música, sin explicaciones verbales.

Precio: 8

Probablemente uno de los festivales más exitosos y uno de los más caros. Pero en este apartado no juzgamos el precio per se, sino la correspondencia entre el precio y el valor de lo ofrecido. El Swing pack, que es objeto de esta crítica, ascendía 190 euros e incluía todas las fiestas y talleres (salvo los opcionales). El Gastro pack incluía además diversas experiencias gastronómicas y ascendía a 290 euros. Existían modalidades adicionales de inscripción para asistir únicamente a fiestas, a talleres de solo jazz, etc. Podemos destacar también que el hospedaje de muchos bailarines se realizó de manera colaborativa y gratuita, lo cual supone un valor añadido.

En este caso podemos afirmar que la correspondencia entre el precio abonado y el valor de la experiencia están igualados.

Conclusión

Gastroswing constituye un evento satisfactorio, no exento de defectos, pero a la vanguardia de los grandes festivales de ámbito nacional, igualando a clásicos consolidados como Barswingona. La magnífica gestión del evento, la calidad de los talleres, y la atmósfera especial que impregna Vitoria-Gasteiz, hacen de este festival una cita inexcusable para los amantes de los bailes swing.

Nota final: 8,4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *