EstiloSwing
baile social progreso
EstiloSwing > Blog > Baile social > Baile social: ¿Nos ayuda a progresar?

Baile social: ¿Nos ayuda a progresar?

Es recomendación común el asistir a bailes sociales como una importante forma de mejorar nuestro baile. La práctica regular y frecuente sin duda contribuye a ganar confianza y a perfeccionar nuestros movimientos, pero ¿esto es cierto en todos los casos?

Y, de no ser así, ¿en qué casos el baile social puede perjudicar nuestro baile en lugar de mejorarlo?

ADVERTENCIA: Si tu única intención al bailar social es divertirte, no sigas leyendo. Nada de esto se aplica a ti. El artículo solo te será útil si piensas que el baile social, además de una divertida experiencia, contiene claves para seguir progresando y disfrutar todavía más con el baile.

El artículo tampoco se aplica a ti si ensayas y practicas fuera de las clases y el baile social. Pero si el único contexto en el que practicas son los bailes sociales, deberías tener en cuenta algunos consejos.

Factores condicionantes del baile social

Sin querer realizar un análisis demasiado exhaustivo, podemos enumerar varios factores que condicionan la experiencia del baile social, a saber:

  • Las parejas de baile. Es decir, el nivel promedio de la comunidad o escuela en la que bailamos.
  • El suelo. Las características del local o, en su defecto, de la vía pública en la que bailamos.
  • La música. La selección musical del DJ, o bien la música en directo.

“El amor nace del conocimiento, y es más profundo cuanto mayor ese ese conocimiento” - Leonardo da Vinci

Si antes de leer el artículo quieres conocer tu nivel relativo de Lindy Hop, consulta ¿Cuál es mi nivel de Lindy Hop? (Test)

Baile social swing cuando acabas de comenzar

Acabas de comenzar, o llevas menos de un curso de clases.

Definitivamente debes aprovechar toda oportunidad para bailar. No importan demasiado las condiciones. Cuanto más practiques e interiorices los pasos, más seguridad y disfrute tendrás bailando. El baile swing, como toda forma de arte, produce mayor satisfacción cuanto mayor sea nuestro conocimiento del mismo.

En este punto de tu viaje no debes preocuparte demasiado por las condiciones de tu práctica. Aún no conoces los matices que introduce una música, calzado o suelo adecuados, y cuantas más horas de práctica realices, más rápido pasarás al nivel en el que te interesarán estos temas.

Todas tus parejas de baile son de un nivel similar o superior al tuyo. El suelo y el calzado te pasan desapercibidos como algo importante, y te lanzas con cualquier música.

Sin duda, el baile social te hará progresar en todos los casos. Cuanto menos sabes, más aprendes ¡aprovéchalo!

Baile social swing cuando eres principiante

Llevas entre uno y dos cursos tomando clases, y has asistido a varios bailes sociales.

Es posible que te hayas convertido en un bailarín social impenitente, y necesites preocuparte por otros factores. Te desenvuelves con más confianza y casi dominas los básicos, pero necesitas toda la ayuda posible para optimizar tu aprendizaje y tu práctica.

  • Parejas de baile: El nivel de tus parejas no es importante todavía, dado que te encuentras por debajo del promedio. Pero comienzas a preocuparte por factores como el suelo y la música.
  • Suelo: Un suelo mediocre (con exceso de fricción, pegajoso) va a comprometer tu técnica, tus pivotes y giros, la fluidez de tu baile y tu salud articular. Cuando aspiras al nivel intermedio, en el que todos los básicos son ejecutados de manera correcta y fluida, necesitas usar el suelo en lugar de luchar contra él. Los bailes swing, con el Lindy Hop como paradigma, se desarrollaron en salones de baile dotados de parqué, y el calzado preferido en la época tenía suela de cuero; esto permitía excelentes cualidades de deslizamiento para realizar pivotes, giros y otras maniobras complicadas sin esfuerzo. Si bien el suelo no necesita ser ideal, y puede que aún no hayas invertido en zapatos de cuero, procura al menos que el suelo sea liso y deslizante. Usa polvos de talco para reducir la fricción y, ante la duda, mejor que deslice de más que de menos. Ver Guía del suelo y zapatos para Lindy Hop
  • Música: Una música inapropiada (ritmos que no respetan el cuatro por compás, estilos emparentados con el swing pero que resultan difíciles de bailar con Lindy Hop (como muchos temas dixieland, jazz manouche y otros), tempos inadecuados o repetitivos, listas aleatorias de Spotify, etc.) dificultará tu aprendizaje. Aunque no necesitas ser un esnob o un purista de la música, sí que necesitarás que la selección musical del DJ o de la banda sea adecuada. Necesitas una buena alternancia entre temas rápidos, medios y lentos, diferentes ritmos, y predominio del cuatro por compás. La longitud de los temas, particularmente de los rápidos, debería limitarse a los 3 minutos o 3 minutos y medio, y no contener largos solos instrumentales o de batería que aún no sabes interpretar con tu baile.

En tu caso, el baile social te hará progresar al siguiente nivel siempre que no frecuentes eventos con suelo o música inapropiados. No decimos que nunca puedas bailar en condiciones desfavorables, ya que es algo que puede convenir por otras razones (diversión, aspectos sociales, etc.).  Pero debes tener claras las prioridades a la hora de escoger tus eventos de baile, ya que a la larga van a influir profundamente en tu evolución. Si debes pelear con el suelo para realizar un swing out, o si la música transmite una sensación lineal que no refleja la síncopa de tu Lindy Hop, será menos probable que aproveches tu tiempo de práctica. Recuerda, no es lo mismo repetir una cosa que practicarla. Procura que al menos las dos terceras partes de tus bailes sociales dispongan de un suelo y una música que te permitan centrarte en tu técnica y en tu pareja.

Baile social swing cuando eres intermedio

Has completado de dos a tres cursos y bailas social con frecuencia.

Los básicos no tienen secretos y ejecutas con solvencia variaciones más complicadas. Escuchas la música y sabes reflejar algunos de los ritmos que escuchas, improvisando y añadiendo algo de estilo. En este punto de tu camino has comprendido muy bien que debes ser más exigente con los factores que condicionan el baile social si quieres seguir evolucionando.

Eres consciente de que la mayoría de la gente no supera el nivel “intermedio”. Sabes que desde ahora avanzar será mucho más difícil, y que deberás aplicarte para dominar los matices de la musicalidad y la técnica.

  • Parejas de baile: Estás en el promedio o, dependiendo de la comunidad, puede que se te considere alguien “avanzado”. En general hay más gente por debajo de tu nivel que por encima, y esto puede hacer que no todos los bailes sociales sean productivos en términos de mejora, ya que deberás compensar la mayoría de errores que cometa tu pareja (no importa si eres leader o follower), y excluir ciertos movimientos. Esto no significa que bailar no sea divertido para ti o que no haya que cometer errores, solo que no podrás practicar parte de tu repertorio. Debes evitar la tentación de volverte esnob y pensar que los principiantes no tienen nada que enseñarte. Personalmente me encanta bailar con principiantes, precisamente porque carecen de esquemas. Se improvisa y concibe el baile con mayor libertad, incluso puede ser la prueba de que tus básicos son sólidos. Ahora bien, si solo bailas con gente de nivel inferior al tuyo, o lo que es peor, con gente que por desidia ha dejado de tomar clases y progresar, será muy complicado que tú mismo mejores.
  • Suelo: Se aplica lo mismo que en el caso de los principiantes. Sabes que ciertas técnicas y giros no son posibles o seguros sin suelo adecuado. Además, necesitas proteger tus articulaciones de la fuerza de torsión que produce un suelo no deslizante. Eres consciente de que se baila con el suelo tanto como con la pareja, y que el suelo es al bailarín como el lienzo al pintor. Necesitas expresar más matices, tu trazo es cada vez más delicado y preciso. Ya no concibes el flujo de tu baile como una sucesión de pasos, sino como una experiencia con todo el cuerpo. Seguramente hayas invertido en unos zapatos con suela de cuero, y seas muy consciente de las limitaciones que impone un suelo mediocre. Sin un suelo de madera, parqué, o por lo menos algún laminado sintético, tendrás que limitar tu repertorio. Ver Guía del suelo y zapatos para Lindy Hop
  • Música: Ya distingues diferentes estilos de música swing, épocas y compositores, y tal vez hayas confeccionado tus propias listas. Sabes que no todo grupo apellidado “Swing” toca swing bailable como Lindy Hop, y que pocos DJ (salvo los que son también bailarines) saben pinchar de manera correcta. Para ti es fundamental la variedad de ritmos y de tempos y su correcta alternancia. Si la música no expresa el cuatro por compás, o no refleja el carácter y textura de la época swing, es menos probable que te inspire las variaciones y sutilezas que has aprendido. Una música plana o mediocre reducirá tus posibilidades creativas, y dado que comienzas a bailar por intuición, sentirás que de repente ya no eres un buen bailarín.

El baile social no te hará progresar en todos los casos. Especialmente en las comunidades endogámicas donde exista desidia por mejorar, o carezcan de referentes superiores. De nuevo, insistimos en que se puede bailar socialmente por una plétora de motivos al margen de nuestro progreso, y que es muy saludable hacerlo. Por ejemplo, por diversión, amistad, etc. Ahora bien, las parejas con las que puedes desarrollar tu potencial son escasas, y si además el suelo o la música son deficientes no extraerás gran provecho de tus bailes sociales.

Recuerda, si tu objetivo es solamente divertirte no debes considerar lo comentado en este artículo. Pero si piensas que el baile es más gratificante y divertido, tanto para ti como para tu pareja, cuanto mejor lo haces, procura que al menos la mitad de tus bailes sean en condiciones óptimas de música y suelo. Aunque bailes con todo el mundo, ten suficientes bailes con gente de nivel igual o superior al tuyo. Si estás en una comunidad endogámica, necesitarás salir de tu ciudad para bailar con comunidades más desarrolladas, en festivales internacionales, etc.

Baile social swing cuando eres avanzado

Has completado más de cuatro o cinco cursos, asistido a diferentes talleres específicos y seguramente a varios festivales nacionales e internacionales.

Si has llegado hasta aquí, ya sabes todo lo que vamos a contarte. Progresar ahora es mucho más difícil, y una mejora del 1% puede suponer meses de trabajo. El principio de los rendimientos decrecientes se manifiesta en todo su esplendor.

Sabes perfectamente que el suelo, la música y el nivel de tus parejas son condición sine qua non para mejorar. Y no solo para mejorar, sino para mantener tu nivel actual. Los bailarines avanzados pueden desentrenarse si frecuentan parejas de un nivel inferior, suelos inadecuados o músicas no concebidas para el baile swing. No necesitas explicación alguna para entender esto, forma ya parte de ti. Mejoras a pesar del baile social, más que gracias a él; aunque esto no significa que no disfrutes del baile social y sigas haciendo pequeños hallazgos. Simplemente, lo reconoces como fuente de diversión, no de mejora.

Si eres profesor de baile swing, es posible que bailes en social como un modo de motivar a tus alumnos y hacerlos progresar, y sabes que debes ensayar aparte o hacer clases avanzadas para no deteriorar tu técnica.

Si llegado este punto no te has convertido en un esnob del baile ¡Enhorabuena! Has comprendido que bailar con todo el mundo es muy gratificante y no reduce tus logros. Sabes distinguir las dos parcelas y las administras juiciosamente. Ser buen bailarín y un compañero generoso en el baile social, no siempre va de la mano.

Baile social swing cuando eres élite

Llevas muchos años bailando, ensayando al más alto nivel y quizás compitiendo. Bailar no es un hobby, es tu profesión.

Puede que te contraten en festivales internacionales y tengas un nombre reconocible. Te dedicas a ensayar con tu pareja de baile, a competir y/o a impartir clases particulares a bailarines avanzados.

Si eres un bailarín de élite, posiblemente no estarás leyendo este artículo. Tampoco bailas socialmente. Y bailar en festivales en los que te pagan por hacerlo, o para promocionar tu escuela, ¡no cuenta como baile social!

En resumen

El baile social no te hará mejorar en todos los casos. Con independencia de tu nivel, la música incorrecta y los suelos mediocres dificultarán tu práctica o producirán vicios, malos hábitos, pasos ahorrativos y otras formas de compensación que deformarán tu estilo.

Con independencia de tu nivel, nunca deberías abandonar el baile social por completo y ser un esnob; la alegría de compartir bailes con todo el mundo es un fin en sí mismo. A veces los principiantes te darán grandes lecciones.

  • Si acabas de comenzar: Baila social siempre, aunque las condiciones sean malas es bueno que te inicies y ganes confianza.
  • Si eres principiante: El baile social te permitirá practicar los básicos, afianzar nociones y mejorar. Pero procura minimizar los eventos con música o suelo inapropiados; podrías terminar adquiriendo malos hábitos que a la larga minarán tu progresión.
  • Si eres intermedio: Si quieres seguir mejorando, algo mucho más difícil ahora, tendrás que administrar bien tus bailes sociales y procurar que sean en condiciones óptimas, a ser posible con gente de comunidades con mejor técnica que planteen nuevos retos y te den perspectiva. Esto último es cierto sobre todo si "intermedio" es el "avanzado" de tu comunidad, o si perteneces a una comunidad endogámica.
  • Si eres avanzado: Puede que el baile social no solo no te ayude, sino que podría desentrenarte; si no ensayas o practicas en condiciones óptimas con bailarines semejantes tu técnica se deteriorará. Pero de nuevo, recuerda que el objetivo del baile social no es solamente practicar, sino que puedes (y deberías) bailar social por otros motivos.
  • Si eres élite: No bailas en social, si lo haces es por compromiso o por contrato. Hay pocas excepciones a esta norma. Puedes bailar social por simple diversión o animar el lugar de tus eventos. Lo que te permite mantener la calidad de tu baile no son los sociales, sino los ensayos privados o las competiciones.

Felipe - EstiloSwing

Bailarín y profesor fundador de EstiloSwing. Apasionado del Swing, su música y su historia. Cuando no está bailando parafrasea a Platón y a Tagore.

2 comentarios

error: Contenido protegido, escribe a info@estiloswing.es si quieres usarlo