Traducido y adaptado por Estiloswing.es con permiso del autor Bobby White. Link al original
Ilustrado por Courtney Sieh

¿Acaso no buscamos todos el baile más satisfactorio posible?

Y en un auténtico baile en pareja, un baile satisfactorio guarda relación con otras habilidades además de una buena técnica de lead/follow y de conocer figuras y variaciones. Estas habilidades adicionales rara vez son examinadas en las clases.

Una de las habilidades más importantes para el leading que no se enfatiza lo suficientemente en las clases es, por ejemplo, escuchar la música. No en vano, podemos afirmar que es una de los más importantes factores del baile en pareja.

A continuación lo explicaremos. Los mejores leaders…

Prestan atención a la música

Parece obvio, pero te sorprenderías.

Parte del secreto de ser un bailarín musical (leader o follower) consiste en esperar que la música te diga lo que debes hacer. Al principio, el ritmo y la sensación que produce la canción guiarán el camino. Después, una buena melodía y un solo te proporcionarán incluso más indicaciones.

Para mejorar tu capacidad para escuchar la música puedes tomar clases de musicalidad, o incluso mirar el documental Jazz de Ken Burn, pero ante todo te recomendamos simplemente escuchar y volver a escuchar la mejor música jazz y swing, la cual te proporcionará una gran educación subconsciente. Puedes escuchar esta música en tus fiestas y eventos de baile, o incluso on-line en servicios como Spotify o Pandora (Nota del T.: Deezer es otra gran opción).

dancerpianosmallMuchos leaders no advierten que la música ayuda inmensamente con la precisión de su leading (asumiendo que el leader esté haciendo algo al ritmo de la música). Dado que leader y follower están escuchando la misma música, cuando el leader baila con la música, la música refuerza cualquier movimiento que el leader pretenda trasladar a su follower (y viceversa). De modo que, cuando quieras que tú y tu pareja juntéis los pies y deis un salto cuando la canción hace “Ba-da-da-da-da-da-da—BOOM!”, será más probable que esto ocurra si lo guías al ritmo de la música que si lo intentas fuera de contexto.

Muchos leader invierten gran cantidad de su tiempo y atención en este único aspecto de la escucha. Sin embargo, escuchar la música es solamente una fracción de lo que hacen los grandes leaders.

Prestan atención a las variaciones del follower

Ahora abordemos lo que realmente constituye el corazón de la capacidad de atención del leader: prestar atención al follower. Una de las formas más comunes en las que el follower añade su voz a la conversación de pareja es mediante variaciones y la expresión en el baile individual. Un buen leader puede “escuchar” esto prestando atención al follower y lo que hace durante el baile. Puede parecer obvio, pero de nuevo, te sorprenderías.

Cuando el follower realiza una variación el leader puede usarla de inspiración de varias maneras:

  • El leader puede hacer algo similar a lo que el movimiento inspira. El follower hace algo con un barrido de pierna; el leader puede hacer algo con un barrido de pierna.
  • El leader, en el momento, puede tratar de complementar la variación. El follower realiza un barrido de pierna; el leader “complementa” manteniendo su postura para enfatizar la atención hacia el movimiento de pierna del follower.
  • El leader, en el momento, puede alterar la dinámica del baile para jugar con esa variación. El follower realiza un barrido de pierna; el leader contrapesa al follower y continúa la inercia de modo que ambos hacen el barrido durante más tiempo del que hubieran podido originalmente.

Y esta posibilidad increíblemente simple debe ser mencionada: el leader puede transmitir vocalmente que ha percibido una contribución especialmente maravillosa del follower: “¡Guau!” “¡Precioso!” “¡Oh, sí!

Una forma específica en la que los leaders pueden ayudar al follower a expresar sus variaciones es prestando atención a su equilibrio. Leaders, puede que os percatéis o no de que los followers a menudo deben ayudarnos con el último 20%, más o menos, de nuestros movimientos. Por ejemplo, pretendíamos que nuestra pareja realizara un outside turn después de nuestro elegante cambio de mano detrás de la espalda, pero quizás únicamente hemos guiado el 80% de ese movimiento debido a, bueno, cosas que ocurren a veces. Los followers ayudan a menudo realizando el 20% final y asegurándose de que el outside turn acontece en el tiempo correcto. Podemos devolver el favor ayudando al follower con su equilibrio –digamos que se arriesga e intenta una variación pero solo mantiene el equilibrio al 80%; si estamos prestando atención, captaremos ese instante y podremos ayudarle con el 20% restante.

Un leader que toma su inspiración de las variaciones del follower proporciona a este el poder para modelar el transcurso baile.

Prestan atención al movimiento y personalidad del follower

personality-followers-small-1Aunque atender las variaciones del follower es algo muy bueno, solamente es la punta del iceberg. La esencia de la expresividad del follower procede de su forma general de moverse y su porte al hacerlo. ¿Tiene su movimiento mucho bouncing, es suave, desenfadado, elegante u otra cosa? ¿Qué personalidad muestra en ese movimiento –es serio, bromista, divertido, excitante…?

Observa a los bailarines originales y comprobarás que muchos de los followers que adoramos –como Jewel McGowanIrene ThomasAnn Johnson, and Jean Veloz– poseían su propio porte y calidad de movimiento, que no variaron dramáticamente con independencia del leader con el que bailaran. Siempre se movieron como ellas mismas. (Los followers SoCal se refieren a ellas como si las hubieran conocido: “Jewel destila elegancia, Jean se pone bonita e Irene prefiere el descaro.”)

Las followers actuales suelen adaptar la calidad de sus movimientos a la de su compañero de baile –pero un gran leader las encuentra a medio camino, de suerte que ayuda a la expresión del follower tanto como este ayuda a la expresión del leader.

En este caso, el leader presta atención a la calidad de movimiento del follower y realiza elecciones que realcen dicha personalidad.

Prestan atención a las mecánicas del follower

Existen muchas teorías diferentes sobre las mecánicas que se emplean en el baile, y todas ellas poseen matices tantos matices como bailarines existen. Los grandes leaders consideran las mecánicas de sus follower, por ejemplo cómo crean el strecht y la compresión, qué elementos destacan en su mecánica personal (los que hacen con más frecuencia), y cuales no responden tan bien (los que no hacen tan a menudo). Los grandes leaders perciben el “frame” de su follower –la forma en que sus brazos se asocian a su cuerpo. ¿Están sus brazos súper relajados o mantienen una cierta cantidad de tensión a propósito? ¿Cómo reaccionan sus frames a las fuerzas rotacionales, las lineales, o a una combinación de ambas?

Los leaders no deben cambiar radicalmente para sus followers, pero las mecánicas de una follower suponen una gran parte de su personalidad en el baile, y los leaders deberían permitir que eso les guíe cuando escogen opciones para el baile, en lugar de esperar que el follower se adapte por completo a las mecánicas específicas del leader.

Prestan atención a la inercia del follower

Una de las más rápidas vías hacia un buen leading consiste en percatarse de la inercia de tu compañero –porque no siempre hace lo que esperas que haga. A veces esto se debe a que el leading fue impreciso, y a veces es intencionado.

El leading/following no siempre funciona perfectamente (y no se busca esto necesariamente), especialmente si ambos juegan y se arriesgan mucho. Un leader que presta atención a la inercia del follower en la cuenta 2, será capaz de predecir dónde quedará dicho follower en la cuenta 6, y si esto no sucede de la manera esperada, será capaz de adaptarse a la nueva inercia (la cual por lo común implica moverse a la posición adecuada para proseguir el baile con tanta fluidez como sea posible).

Los followers (en particular los avanzados) a menudo juegan con la inercia a propósito –pueden ralentizar la inercia en una parte de la música o acelerarla en otra (o hacer una cosa tras la otra si desean cancelar sus cambios de inercia). Lo importante es que el leader que presta atención a estos cambios de inercia puede contribuir al éxito del baile, y elevar el baile a un nuevo nivel gracias a la inspiración proporcionada.

Por ejemplo, a veces un follower cambia su inercia tanto que necesita el soporte físico del leader. Quizás se afiance lejos del leader para plasmar una pose dramática, y si el leader está prestando atención a su movimiento corporal y equilibrio, podrá suministrar el soporte requerido.

Prestan atención a la comodidad física del follower

dancerdipsmall-1Al percatarte de la conexión con tu pareja, puedes comenzar a distinguir cuando la colocas en una posición físicamente incómoda.  Consideremos, por ejemplo, un Texas Tommy. El leader coloca el brazo del follower detrás de su espalda para asirlo desde el lado contrario. Existen muchas maneras de causar incomodidad o molestias cuando se coloca el brazo de alguien tras su espalda, dado que las articulaciones del brazo solamente son eficientes en ciertos ángulos.

Si cada parte del Texas Tommy transcurre suavemente, debería resultar muy cómodo. Sin embargo, si parte del mismo sucede de forma abrupta –por ejemplo, que el brazo del follower se torne rígido en lugar de permanecer suelto a medida que el leader maniobra detrás de la espalda del follower, o que el brazo no siga el trayecto que el leader espera- entonces esto son señales de que seguir aplicando fuerza causará molestias. En ese punto es mejor soltar el brazo y hacer algo diferente, en lugar de forzar un Texas Tommy.

Existe además un aspecto visual en esto: A menudo puedes deducir visualmente si lo que estás haciendo resulta cómodo o incómodo para tu follower. El brazo de un bailarín siendo forzado tras su espalda de manera incómoda, también se verá incómodo desde fuera.

Al prestar atención a la suavidad de la conexión física y la retroalimentación visual, los leaders se percatan de cuando sus órdenes más fuertes “agreden” o “retuercen” al follower y pueden cambiarlo en el futuro.

Prestan atención a la comodidad psicológica del follower

Resulta importante saber que tanto el leading como el following son un acuerdo constante.

No hay que asumir que un follower seguirá todo lo que el leader proponga simplemente porque ha accedido a bailar; en su lugar, siempre que un leader sugiere un movimiento en el baile, el follower puede aceptarlo o no.

El primero paso para velar por el bienestar psicológico del follower radica en no dar esto por sentado.

En general, los followers disfrutan tanto bailando que accederán de buen grado a intentar la mayoría de propuestas del leader, y debido a la naturaleza de la sociedad moderna, la etiqueta, y numerosos factores culturales y psicológicos, resulta raro que los followers verbalicen su malestar con el leading. Así pues, lo grandes leaders deben invertir mucho tiempo en aprender el lenguaje corporal.

El lenguaje corporal puede parecer sutil al principio, pero cuando comienzas a reconocerlo, resulta evidente. Piensa en la gente de tu vida que se siente cómoda con los abrazos frente a aquellos que no:

  • Aquellos que se sienten cómodos con los abrazos se suman rápidamente a uno o lo ofrecen. Cuando abrazan, parecen relajarse en el abrazo, quizás incluso frotando la espalda; el abrazo suele durar el tiempo de una respiración profunda. Puede que sonrían o exhiban una expresión facial placentera antes o después.
  • Aquellos que no se sienten cómodos con los abrazos pueden denotar tensión en sus cuerpos y cuando abrazan no corresponden con un abrazo igual de intenso. Raramente inician los abrazos; puede que incluso mantengan la respiración durante los abrazos o reflejen ansiedad en su mirada.

Lo mismo se aplica a los movimientos de baile. Al realizarlos, presta atención al tiempo que tu pareja “sigue” la idea.

Si realizas un dip y ella te ofrece de buen grado su peso, puedes asumir que te ha dado permiso. Si por el contrario se tensa, incluso levemente, o muestra una mirada asustada, los grandes leaders detienen el dip y proponen otro movimiento psicológicamente más aceptable.

Dicho todo esto, los followers deberían expresarse verbalmente y no depende en exclusiva del lenguaje corporal si experimentan incomodidad psicológica o física. “Por favor, no me hagas caer” “Por favor, déjame más espacio” “Por favor no…”

Lamentablemente, creo que existe un problema habitual y silencioso en el mundo, el cual se llama “convencer por la fuerza”. He visto gente “cariñosa” que adora los abrazos, por ejemplo, que abraza a alguien que claramente no disfruta de los mismos, como intentando convencerlo a la fuerza de que los abrazos son estupendos.

Es una pericia fácil de adquirir por los leaders que están acostumbrados a followers que siguen su lead. Su pareja parece no apreciar los dips –bien, no hay problema, le convenceré de que mis dips son sólidos y divertidos y que no debe preocuparse, haciéndoselos.

Leaders, por favor, no discutáis con el follower o tratéis de convencerlo a la fuerza. Si un follower dice “por favor, no me hagas dips” –sea en viva voz o mediante el lenguaje corporal- un leader que respeta a su pareja y a sí mismo escoge un movimiento diferente.

Existe un área especialmente sutil en el que algunos leaders sienten que está justificado vulnerar los deseos del follower: ¿Y si no te gustan los abrazos cerrados pero quieres bailar Bal-Swing o Blues, bailes que normalmente implican un abrazo cerrado? En mi experiencia, la gente que no disfruta los abrazos cerrados suelen reducir estos sentimientos en contextos en los que el abrazo cerrado forma parte integral del baile, como si eso trascendiera la comodidad personal.

Por lo tanto, los leaders deben priorizar la comodidad de su pareja, si es que quieren seguir teniendo parejas de baile. Si alguien no desea ser abrazado, prueba una sonrisa y un gesto. Igualmente, si bailas Balboa o Blues con alguien menos cómodo con el abrazo cerrado, baila utilizando más movimientos en posición abierta.

Y, por supuesto, leer el lenguaje corporal del follower tiene un lado positivo: Cuando los followers realmente disfrutan, su lenguaje corporal puede expresarlo, lo que significa que los leaders pueden insistir en ese tipo de movimiento, ajustando su baile de acuerdo al disfrute de su pareja.

Aprender a prestar atención lleva tiempo. Estas habilidades no se obtienen en una clase, sino a lo largo de los años.

Pero cuando aprendas a tener atención y escuchar, te asombrarás de las maravillas que presenciarás.

Traducido y adaptado por Estiloswing.es con permiso del autor Bobby White. Link al original.